Entrevista con Denis Burke de la Campaña Mundial del SIDA

Denis Burke de la Campaña Mundial del SIDA subraya la importancia de enfocar la prevención y el tratamiento del VIH/SIDA desde el punto de vista de los Derechos Humanos.

¿A qué se debió la decisión de centrarse en el acceso universal y los derechos humanos en la campaña del Día Mundial contra el SIDA de 2009? El tema brinda la oportunidad de comprender mejor los vínculos entre los derechos humanos y el SIDA. Nuestro mensaje es que el acceso universal a la prevención del VIH y SIDA, su tratamiento, atención y apoyo es un derecho humano fundamental y debe ser un elemento integrante para abordar el VIH y el SIDA, al presente y el futuro. El estigma y la discriminación así como las leyes punitivas que criminalizan no hacen nada para ayudar a las personas que a menudo son las más afectadas por la epidemia, como aquellas que consumen drogas, que ejercen el trabajo sexual y los hombres que tienen relaciones sexuales con hombres. Los actuales problemas económicos que experimenta el mundo obligan a los gobiernos a tomar decisiones penosas. Ya se han dado casos alarmantes de recortes o cierre de los programas de tratamiento contra el VIH y el SIDA debido a restricciones presupuestarias. Este año se cumple el plazo para cumplir "el objetivo del acceso universal a programas amplios de prevención y a los servicios de tratamiento, atención y apoyo para 2010", según lo convenido por los líderes mundiales en la Reunión de Alto Nivel sobre el SIDA de la Asamblea General de las Naciones Unidas de 2006. Asimismo, es el momento de hacer un examen integral de los avances y las tendencias de los Objetivos de Desarrollo del Milenio. El Día Mundial de la lucha contra el SIDA es una oportunidad importante para subrayar que se necesita sustancialmente un acceso universal. Muchas de las personas que necesitan los servicios para el VIH siguen siendo las que menos los reciben. El acceso universal y los derechos humanos brindan una oportunidad para poner de relieve la difícil situación de las personas más estigmatizadas y marginadas. Los enfoques basados en los derechos también se están reforzando en otras campañas (por ejemplo, se presta creciente atención al derecho a la alimentación), lo que contribuye a la sensibilización sobre los derechos humanos y su discurso o enunciados. ¿Qué papel considera que han de desempeñar los sindicatos y los docentes respecto al SIDA? El Día Mundial de la lucha contra el SIDA es una de las jornadas internacionales más reconocidas en el ámbito de la salud. Los docentes y los sindicatos desempeñan un papel único en su género en la promoción y apoyo de los esfuerzos nacionales e internacionales para sensibilizar y educar sobre el VIH y el SIDA en el mundo de la educación y a través de éste. La creación de un entorno en donde los estudiantes y educadores se sientan confiados y cómodos a la hora de hablar sobre las cuestiones relacionadas con el VIH y el SIDA es crucial. El Día Mundial contra el SIDA representa una oportunidad para examinar la importancia vital de proteger a todos contra el VIH y el SIDA a través de programas globales de salud y seguridad y el fácil acceso a la información. Además, es una oportunidad para que el alumnado y los educadores luchen contra el estigma y la discriminación relacionados con el VIH y el SIDA, pero también el estigma y la discriminación hacía los grupos marginados, o en situación de riesgo, como los hombres que tienen relaciones sexuales con personas de su mismo sexo, los trabajadores y trabajadoras sexuales, las personas drogodependientes y las personas migrantes. ¿Cuál es la importancia de la educación en la respuesta a la epidemia del SIDA? A nivel de las personas, la educación puede ayudar a contrarrestar las ideas erróneas que dan lugar a la discriminación y la estigmatización, lo que finalmente resulta en mejores entornos de vida, de trabajo y de aprendizaje para las personas que viven con el VIH. A escala mundial, el VIH y el SIDA presentan distintas implicaciones en cada lugar del mundo. Comprender las múltiples facetas tanto de la epidemia como de la respuesta mundial ayuda a crear empatía y apoyo hacia las personas que viven con el VIH, así como a disipar los mitos persistentes, tales como que el SIDA es un problema que incumbe solamente al África.

Enlaces relacionados (externo)

sitio web de La Campaña Mundial del SIDA

Comparte esta página