El sistema educativo de Tanzania afectado por las tremendas inundaciones

Las inundaciones que azotaron las regiones centrales de Tanzania a principios de este mes impidieron a las escuelas iniciar cursos como de costumbre, a mediados de enero.

Se estima que se han visto afectadas 33.000 personas en todo el país y que miles de personas viven en los edificios escolares debido a la destrucción de sus hogares. En el distrito central de Kilosa, por ejemplo, el ejército acondicionó un alojamiento provisional para 9.000 personas refugiadas en las aulas. La BBC informó que 125 personas, incluidos niños y ancianos, vivían en condiciones muy difíciles en la escuela primaria de Lwamulilo. “Lamentablemente tenemos informes de alumnos que han fallecido. Por ejemplo, en la región del Kilimanjaro, por lo menos nueve alumnos de una escuela primaria perecieron junto con el resto de sus familias cuando sus hogares fueron arrasados y cubiertos por barro. Se encontraban durmiendo cuando las lluvias torrenciales provocaron un deslizamiento del terreno”, indicó Anthony Mtavangu, miembro del sindicato de docentes afiliado de la IE, Tanzania Teachers’ Union (TTU). “Todavía estamos recabando más información a través de nuestra estructura sindical, y el ejército está trabajando duro para levantar edificios y tiendas de campaña para dar alojamiento a los damnificados y permitir que alumnos y docentes vuelvan a las escuelas”, añadió Mtavangu, quien también es el Coordinador nacional del proyecto EPT/SIDA de la IE. En algunas regiones, los estudiantes no pueden asistir a clases porque tanto carreteras como ferrocarriles se han visto fuertemente afectados. El Presidente de Tanzania, Jakaya Kikwete comentó a IRIN, el servicio de noticias e información sobre emergencias humanitarias de la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, que los fondos necesarios para reconstruir la infraestructura del país se obtendrán a través de la reasignación del presupuesto del gobierno. “Ello significa que muchos de nuestros planes de desarrollo tendrán que aplazarse o ser sacrificados para permitirnos responder a las emergencias”. La IE desea expresar su solidaridad con el pueblo de Tanzania, con todos aquellos que han perdido familiares y allegados, o se han visto desplazados, e insta a las autoridades a que asigne fondos tan pronto como sea posible para la reconstrucción de las escuelas.

Comparte esta página