Los docentes, resueltos a incorporar al gobierno georgiano a la mesa de negociación

Educators and Scientists Free Trade Union of Georgia (ESFTUG), uno de los sindicatos georgianos afiliados a la IE, que representa a unos 103.000 docentes, está considerando emprender la huelga como medida de fuerza inevitable. Después de largas negociaciones, intensas presiones e incluso una decisión judicial que obliga a tomar medidas legales para mantener el diálogo social con los docentes, el gobierno sigue sin iniciar la negociación colectiva.

En julio de 2009, la IE respaldó la organización de un taller de formación sobre diálogo social y negociación colectiva dirigido a los responsables del sindicato de enseñanza y el Ministerio de Educación. Éste es el tipo de actividades que ha desarrollado el ESFTUG para implementar estratégicamente a nivel local la formación común junto con las autoridades y los centros de recursos educativos. A nivel federal, en cambio, el establecimiento de procesos conjuntos de consulta y negociación para los docentes en Georgia apenas ha avanzado. En diciembre pasado, el Consejo Ejecutivo de ESFTUG decidió convocar una huelga nacional para el 2 de marzo si no se cumplían las exigencias en materia de diálogo social. El 2 de febrero, el comité de huelga del sindicato en Akhaltsikhe no pudo celebrar la reunión prevista. Las fuerzas de seguridad disuadieron a los líderes escolares de que acudieran a dicha reunión sindical. Finalmente, ésta se celebró bajo vigilancia policial, aumentando la tensión existente. La IE ha enviado una carta de protesta al Gobierno de Georgia en la que solicita que se priorice el diálogo social y se materialicen los acuerdos pactados.

Comparte esta página