La UE exige a Canadá que revise sus normas de propiedad intelectual

Un texto filtrado sobre el Acuerdo Económico y Comercial Global entre Canadá y Europa (Canada-Europe Comprehensive Economic and Trade Agreement - CETA), confirma que en las negociaciones se está hablando de la legislación canadiense sobre derechos de autor y patentes.

Entre los requisitos de la UE se incluye que Canadá extienda la protección de los derechos de autor a 20 años más, exija cuotas por la retransmisión de programas en lugares públicos y aplique de forma más exhaustiva los derechos sobre propiedad intelectual. Algunos observadores opinan que estas propuestas podrían tener consecuencias muy serias para los docentes y los estudiantes. “El peligro es que CETA contenga e incremente el número de disposiciones altamente restrictivas, haciendo más difícil el acceso a los materiales con fines educativos y de investigación", opina David Robinson, consultor de la IE sobre comercio internacional. Michael Geist, profesor de Derecho en la Universidad de Ottawa, considera que los requisitos de la UE requerirían una revisión completa de la legislación canadiense en materia de propiedad intelectual. "Dada la magnitud de las modificaciones propuestas, el precio de un acuerdo comercial está claro", escribió Geist en un blog. "La UE está exigiendo muy eficazmente que Canadá renuncie a su soberanía en materia de legislación y política sobre propiedad intelectual".

Comparte esta página