El Parlamento Europeo exige ver el texto del ACTA

El Parlamento Europeo amenazó el pasado 10 de marzo con acudir ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas para forzar a la Comisión Europea a hacer público el borrador del Acuerdo Comercial de Lucha contra la Falsificación (ACTA).

"La Comisión debería permitir el acceso público y parlamentario a los textos de la negociación del ACTA... De lo contrario, el Parlamento Europeo se reserva el derecho de emprender las acciones que estime necesarias, incluida la de llevar el caso ante el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas, con el fin de salvaguardar sus prerrogativas", explicaba el Parlamento Europeo en una declaración. La aprobación de una resolución parlamentaria que criticaba la confidencialidad en las negociaciones del ACTA y exigía que se hiciera público el texto de las negociaciones fue rotunda, con 633 votos a favor, 13 en contra y 16 abstenciones. El Parlamento Europeo se ha mostrado preocupado especialmente por la propuesta de la norma de los "tres avisos" que se pretende incluir en el borrador y según la cual se expulsaría de Internet a los usuarios que descarguen contenidos ilegales. De acuerdo con esta norma, vigente en Francia, los proveedores de Internet deben suspender el servicio de conexión a cualquier usuario acusado de descargar material ilegal en tres ocasiones. Muchos miembros del sector de la educación creen que el ACTA podría restringir el acceso a materiales con derechos de autor necesarios para la enseñanza y la investigación. En respuesta a las demandas del Parlamento Europeo de ofrecer una mayor transparencia, el Comisario de Comercio, Karel De Gucht, insistió en que la Comisión Europea no puede publicar libremente el texto de la negociación porque ha firmado un acuerdo de confidencialidad con las otras partes. "La Comisión está a favor de publicar los documentos de la negociación lo antes posible", dijo De Gucht. "Yo no puedo romper unilateralmente un compromiso de confidencialidad. Está en juego mi credibilidad como negociador. De todos modos, en la próxima ronda de negociación en abril propondré que la Comisión presione firmemente a sus socios para que acuerden la publicación del texto, y plantearé las preocupaciones del Parlamento Europeo bilateralmente con las otras partes del ACTA, como Estados Unidos, con quien tengo planeado reunirme antes". Los países participantes en las negociaciones del ACTA son Australia, Canadá, la UE, Japón, Corea del Sur, México, Marruecos, Nueva Zelanda, Singapur, Suiza y Estados Unidos. El objetivo es alcanzar un acuerdo para finales de 2010.

Comparte esta página