La IE se opone a la mercantilización de la educación

Un nuevo informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sigue argumentando a favor de la prosecución de unos mecanismos de mercado en la educación pública.

El Informe Panorama de la Educación 2010 de la OCDE, publicado hoy, opta por ignorar los resultados de los excesos de los mercados, que incluyen unos enormes recortes en los presupuestos educativos, el cierre de escuelas y el despido de decenas de miles de docentes esenciales. A pesar de la concluyente evidencia de los beneficios económicos y sociales que aporta la educación, la OCDE defiende la idea de que, en tiempos de reducción de presupuestos, únicamente los sistemas educativos que hayan demostrado ser “efectivos y eficientes” serán los que tengan éxito, y que los países deben encontrar nuevas formas de generar una mejor “relación calidad-precio” a partir de las inversiones en la educación. Según el informe de la OCDE, es preocupante que en aquellos países donde ha tenido lugar un aumento significativo en los gastos por estudiante a lo largo de la última década no se hayan producido las mejoras correspondientes en la calidad de los resultados de la educación. El informe declara que la tarea principal de la política pública es mejorar el rendimiento de los sistemas educativos e incrementar la relación calidad-precio. Esto exigirá que aquellos sistemas educativos que hayan tendido ha operar en función de la oferta tengan que desarrollar unos mecanismos efectivos para entender y responder a las demandas económicas y sociales de competencias, las cuales cambian rápidamente. En el futuro, según la OCDE, el éxito de los sistemas educativos ya no vendrá medido por lo que los países gastan en educación ni por cuántos individuos terminan una carrera, sino por los resultados educativos logrados y por su impacto en el progreso económico y social. En un análisis del informe de la OCDE enviado a las afiliadas, el Secretario General de la IE, Fred van Leeuwen, señala que: “La IE está preocupada por el razonamiento presentado por la OCDE para la elección de escuelas basada en la asunción de que la creación de escuelas más autónomas, en combinación con una asignación monetaria vinculada a las inscripciones, conducirá a la eficiencia e innovación del currículum, la enseñanza y la gobernanza, como la forma de mejorar los resultados. Otras escuelas, incluidas aquellas que compiten por los mismos estudiantes, también podrían mejorar mediante la adopción de prácticas innovadoras. No obstante, el informe no proporciona pruebas concluyentes de que lo hagan. Hay considerable evidencia por parte de nuestros miembros de que en realidad está sucediente justo lo contrario. “Existen pruebas sólidas y cada vez mayores, ignoradas por la OCDE, respecto a cómo la imposición de mecanismos de mercados en la educación – como la competitividad entre escuelas por conseguir estudiantes, padres y docentes – está relacionada con la tendencia emergente de pruebas de evaluación de estándares requeridos (o exámenes de gran impacto), lo cual restringe y simplifica la calidad de la educación y, en última instancia, conduce a crecientes desigualdades y a la segregación de las sociedades.”

Comparte esta página