Resolución sobre la solidaridad con el SUTEP y el pueblo peruano por haber derrotado a la dictadura de Fujimori y Montesinos

El tercer Congreso Mundial de la Internacional de la Educación reunido en Jomtien, Tailandia, del 25 al 29 de julio de 2001: Considerando: 1. Que, desde inicios de la decada del 90, el Perú, fue víctima de uno de los regímenes dictatoriales en América del Sur, que más incondicialmente aplicó el modelo neoliberal. Efectivamente, el fujimorismo, reestructuró la sociedad, aplicó reformas económicas y modificó la legislación en provecho directo del capital transnacional, desprotegiendo y pauperizando a los maestros, trabajadores y el pueblo; 2. Que, a partir de abril de 1992, ese régimen dió un golpe de Estado interviniendo el Congreso de la República, el Poder Publico, el Poder Judicial, los medios de comunicación; y con la complicidad de la cúpula de las Fuerzas Armadas instauró una feroz dictadura, persiguiendo a la oposición y a los sectores democráticos como el SUTEP; 3. Que, el régimen, en su intención de aferarse al poder por dos o más períodos presidenciales, se convirtió en un régimen formalmente democrático, pero, en los hechos, se convirtió en una dictadura corrupta. Los delincuentes Fujimori y Montesinos, asessinaron impunemente, saquearon nuestros recursos, sobre explotaron a los trabajadores. Y por si fuera poco reprimieron ferozmente al pueblo, y desde las esferas del poder se dedicaron al tráfico de armas y al narcotráfico; 4. Que, la dictadura se trazó como una de sus metas, la privatización de la educación pública, e imposo las "recomendaciones" del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial, que a la larga, han acentuado el deterioro de la educación pública. En esta etapa correspondió al SUTEP, en representación de los 285 mil maestros que lo conforman, asumir firmemente la defensa de la escuela pública de calidad, y la necesidad de desarrollar una propuesta educativa, que basada en un Proyecto Nacional de Educación, dé a la educación un norte; 5. Que, particularmente, en los dos últimos años, la forma principal de lucha que se trazó el pueblo peruano fue el de lograr la mayor unidad de acción para derrotar a la dictadura. En ese proceso, el SUTEP, cumplióa un rol destacado y decisivo. A finales del año 2000, el régimen corrupto fue echado por el pueblo. Hoy Vladimiro Montesinos está en prisión, y Alberto Fujimori, el otro delincuente mayor está protegido por el gobierno de Japón; 6. Que, los actos de la dictadura no sólo han afectado la economía, la estructura productiva, la agricultura, prueba de ello, es que en este lapso de tiempo, la pobreza incidió sobre el 50.7%; pero además la dictadura llegó a institucionalizar la corrupción, el chantaje y la inmoralidad, contaminando el conjunto de la sociedad; Por tanto, el Tercer Congreso Mundial de la Internacional de la Educación acuerda: 7. Expresar su solidaridad con el SUTEP y pueblo peruano en su lucha democrática y antidictatorial que termino derrotando a la dictadura de Fujimori y Montesinos y restituyendo un proceso democrático en el Perú; 8. Demandar al Gobierno electo, a instalarse a partir del 28 de Julio del presente año, reorientación de su política económica, haciendo que esta contribuya a resolver las necesidades del país; 9. Respeto y vigencia de la escuela pública de calidad, convirtiéndola en política de estado, y en eje estratégico fundamental de desarollo de país. 10. Sanción ejemplar para que el reo Vladimir Montesinos y extradición, juicio y ejemplar condena para Alberto Fujimori; 11. Respaldo y solidaridad con las luchas de SUTEP que se orientan al logro de las reivindicaciones profesionales, económicas, sociales, culturales y laborales, y un Proyecto Nacional de Educación.

Comparte esta página