Resolución sobre : asuntos en la Región América Latina

El 7Ëš Congreso Mundial:

 

1. Reafirmando el compromiso de la IE en torno a la defensa y la protección de los derechos humanos y sindicales de los trabajadores y las trabajadoras de la educación;

 

2. Reconociendo que para fortalecer la paz y la democracia también hay que fortalecer el derecho a la educación pública, proteger la libertad sindical y ampliar los derechos sociales;

 

3. Reconociendo, asimismo, que las organizaciones sindicales están llamadas a mantener la resistencia y la defensa de los derechos humanos, así como la institucionalidad y el respeto a los gobiernos democráticos y populares elegidos libremente en las urnas;

 

4. Señala con gran preocupación la situación por la que atraviesa Honduras, donde el golpe de Estado de 2009 abrió un proceso de violación sistemática de los derechos humanos, laborales y sindicales establecidos en los convenios 87 y 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). A partir de esto, se ha producido un desmantelamiento de la educación pública, lo que supone, a su vez, un fuerte ataque al derecho social a la educación para la niñez y juventud hondureñas.

 

5. Constata, asimismo, que la situación no se ha revertido, sino que se ha agravado en perjuicio de las organizaciones sindicales magisteriales. En la actualidad, se está produciendo una persecución reiterada, orquestada desde el gobierno actual a través del Ministerio de Educación, despidiendo a la dirigencia sindical magisterial, eliminando licencias sindicales, limitando el derecho de huelga y despidiendo de manera improcedente a docentes. Además, se ha cooptado la dirección de las instituciones magisteriales de la Seguridad Social junto con sus recursos financieros. Asimismo, se mantiene la impunidad del asesinato de la docente Ilse Ilvania Velasques Rodríguez como resultado de la represión policial al ejercer su derecho a manifestarse libremente;

 

Insta a la IE a:

 

6. Continuar denunciando ante todas las instancias internacionales la violación de los derechos humanos y sindicales promovida por el gobierno de Honduras. En paralelo, llamar a todas las organizaciones afiliadas a la IE a nivel mundial para que denuncien en cada uno de sus países la violación de estos derechos en Honduras para garantizar la protección de los derechos y libertades sindicales en todos los países;

 

7. Desarrollar una estrategia para la protección de los derechos humanos y sindicales, incluyendo acciones de solidaridad global entre los países, así como organizando campañas y movilizaciones para expresar dicha solidaridad a nivel global y regional.

Comparte esta página