La crisis de los refugiados sirios favorece el aumento de la privatización

En un nuevo estudio, que se centra en la crisis de los refugiados en Siria y el acceso a la educación de casi un millón de niños desplazados, se hace hincapié en la interrelación que existe entre la crisis y el beneficio privado en el sector de la educación.

El 12 de abril, en Beirut, Líbano, la Internacional de la Educación publicará su último informe elaborado como parte de la Respuesta Mundial a la creciente comercialización y privatización de la educación.

El conflicto sirio ha ocasionado una crisis educativa entre los inmigrantes de una magnitud asombrosa: en Turquía, Jordania y el Líbano juntos, 900 000 niños sirios carecen de acceso a la educación. Este hecho ha desencadenado un aluvión de ofertas de ayuda por parte del sector privado, cuya envergadura e intención se examinan en el informe Investing in the Crisis: Private participation in the education of Syrian refugees (Invertir en la crisis: la participación privada en la educación de los refugiados sirios), elaborado por las profesoras adjuntas Francine Menashy y Zeena Zakharia de la Universidad de Massachusetts.

Dicho estudio analiza la compleja interrelación existente entre el conflicto y la participación del sector privado, y plantea serias dudas sobre el creciente protagonismo que asumen los actores empresariales y los dilemas éticos que surgen entre las motivaciones humanitarias y lucrativas a la hora de participar en esta crisis.

 

Comparte esta página