África: Los sindicatos trabajan por lograr los objetivos prioritarios de la unidad y la educación

Una reunión reciente entre sindicatos africanos de docentes y sus socios en el ámbito de la cooperación al desarrollo hizo hincapié en la importancia de la unidad sindical en lo que concierne a actividades de cooperación al desarrollo en África.

La unidad y la necesidad mejorar la coordinación y armonización de la labor y actividades de cooperación al desarrollo fueron los temas principales de una reunión de planificación celebrada en Accra, Ghana, a la que asistieron sindicatos africanos de docentes y organizaciones de educadores/as asociadas. La reunión, organizada por la Oficina Regional de la Internacional de la Educación para África (EIRAF), del 20 al 22 de marzo, contó con la asistencia de representantes de organizaciones asociadas, como Lärarförbundet (Suecia), Utdanningsforbundet (Noruega), el Sindicato danés de docentes y la Federación nacional danesa de educadores/as de la primera infancia y los jóvenes (Dinamarca), y la Centrale des syndicats du Québec(Canadá).

Los/las participantes identificaron las necesidades, económicas y en materia de actividades, y atribuyeron proyectos de cooperación al desarrollo, en función de las prioridades políticas adoptadas por el Comité de la EIRAF.

Los socios donantes recibieron información sobre los temas seleccionados conforme a estas prioridades para una acción y apoyo más eficientes en el contexto de las restricciones de recursos humanos y financiación experimentadas.

Actualización

“La reunión fue importante para actualizar el plan de acción y las áreas prioritarias del Comité Regional de la IE para África y, junto con los socios en el ámbito de la cooperación al desarrollo, examinar el presupuesto y adoptar el programa general de prioridades para África”, dijo Wilson Sossion, Secretario General del Kenya National Union of Teachers(KNUT) y Presidente del Comité de la EIRAF.

“Ha sido una sesión fantástica de intercambio de ideas porque hemos logrado armonizar el programa establecido por nuestro órgano director regional con los de los socios para la cooperación al desarrollo”, añadió.

Unidad

Según Sossion, el Comité del EIRAF seleccionó la unidad como la prioridad principal en septiembre de 2016, ya que la considera “la piedra angular que impulsa los programas dentro del continente” porque “la capacidad del movimiento sindical en África, dentro de la enseñanza, de defender y hacer avanzar su programa se ha visto muy afectada por obstáculos que podemos evitar y por el hecho de que el sindicalismo en general se está derrumbando en muchos países”.

El Comité de la EIRAF se ha dado cuenta de que “no podemos hablar de la agenda para el desarrollo sostenible ni de la respuesta mundial contra la privatización y la comercialización en/de la educación en países, en el plano nacional, donde los/las docentes están profundamente divididos, donde existen muchos sindicatos, donde los sindicatos se destruyen mutuamente y, por lo tanto, ya no se centran en enfrentarse al gobierno con una sola voz”.

Una sola voz

Sossion añadió que los sindicatos africanos de la educación están intentando redescubrir “una voz unida de los/las docentes dentro de sus países. Está muy claro que no podemos avanzar en nada si no abordamos la cuestión de la unidad”.

Señaló que el espíritu tradicional del movimiento sindical, que es el poder de las masas y hablar con una sola voz, se ha perdido a causa de deficiencias estructurales.

“Afrontaremos las causas principales de las debilidades y los obstáculos y analizaremos la capacidad de diferentes sindicatos de llevar a cabo su labor de forma democrática y transparente y de involucrar a los/las afiliados/as directamente”, destacó.

Sossion dice que los beneficios de una fuerza de trabajo docente más unida son claros: su voz frente a los gobiernos, frente a sus empleadores, será respetada y los/las afiliados/as, los/las estudiantes y en última instancia la comunidad educativa en su conjunto se beneficiarán de ello.

Trabajo por hacer

Dijo que el objetivo fundamental de los/las sindicalistas africanos/as del sector de la educación – ofrecer una educación pública de calidad en todo el continente, lo cual exige realizar grandes esfuerzos para instar a los gobiernos a adoptar una legislación adecuada – no se puede alcanzar a no ser que los sindicatos sean muy fuertes.

“Los sindicatos africanos de docentes podrán alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, así como los objetivos relativos a la violencia de género en las escuelas, la respuesta mundial o la educación de la primera infancia, si no consolidan simultáneamente la unidad y la cooperación entre los sindicatos en el continente”, añadió Sossion.

 

Comparte esta página