Nigeria: Alivio por la liberación de 82 colegialas secuestradas por Boko Haram

La Internacional de la Educación ha acogido con satisfacción la liberación de 82 colegialas de un grupo de 276 que fueron secuestradas hace tres años por militantes islamistas del grupo Boko Haram en el noreste de Nigeria.

Las niñas fueron entregadas como resultado de las negociaciones para su intercambio con cinco líderes de Boko Haram retenidos por las autoridades. Las niñas se encuentran por el momento bajo la custodia del ejército nigeriano y llegaron a la capital, Abuja, para reunirse con el presidente Muhammadu Buhari el 7 de mayo.

Las largas negociaciones tuvieron lugar en Suiza y Sudán, según Shehu Sani, un senador nigeriano, y las niñas fueron liberadas cerca de Banki, una localidad al noreste de Nigeria próxima a la frontera de Camerún.

El portavoz del presidente Buhari dijo que estaba profundamente agradecido a “las agencias de seguridad, el ejército, el gobierno suizo, el Comité Internacional de la Cruz Roja y ONG locales e internacionales” por su papel desempeñado en la operación.

Petición de privacidad

Amnistía Internacional dijo que las ex prisioneras “no merecen ser sometidas a un truco publicitario... El gobierno debe respetar su privacidad y garantizar que las niñas liberadas se reúnan con sus familias y no permanezcan en detención prolongada y con pruebas de seguridad que solo aumentan su sufrimiento y agravan su difícil situación”, dijo el director de Amnistía Internacional de Nigeria, Osai Ojigho.

La indignación internacional

El secuestro de las llamadas “niñas de Chibok” provocó una indignación mundial y desencadenó una enorme campaña en las redes sociales bajo el hashtag #BringBackOurGirls [Devolvednos a nuestras niñas], que tuvo gran popularidad y fue promovido por la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, y otras celebridades.

Tras el asalto a la escuela gubernamental de educación secundaria para niñas de Chibok, en el estado de Borno, que tuvo lugar en abril de 2014, más de 50 niñas lograron huir rápidamente. Posteriormente, en octubre de 2016, Boko Haram liberó a otras 21 niñas y mujeres jóvenes gracias a un acuerdo similar que también contó con la participación de la Cruz Roja para trasladar a las cautivas liberadas. Más de 100 de las 276 niñas que fueron secuestradas todavía no han sido devueltas.

La Internacional de la Educación insta a las autoridades públicas de Nigeria a garantizar que las niñas que permanecen en cautividad sean pronto liberadas.

Antecedentes

Al igual que las niñas de Chibok, muchos centenares, por no decir miles, de niñas y niños han sido secuestrados por Boko Haram a lo largo de los años, a los que se ha obligado a combatir, cocinar, limpiar y a tener hijos. Mujeres jóvenes embarazadas, una mujer con su hijo a sus espaldas e incluso niños de tan solo ocho años han sido utilizados por el grupo como terroristas suicidas, empleados como armas humanas que han causado destrucción en mercados e incluso en campamentos de personas desesperadas que huyen de la violencia.

Boko Haram ha secuestrado a miles de personas en sus ocho años de insurgencia con el fin de crear un califato islámico en el noreste de Nigeria. Según el gobierno, ha asesinado a más de 30.000 personas y cientos de miles se han visto obligadas a huir de sus hogares.

El grupo islamista militante fue fundado en 2002 e inicialmente tenía por objeto oponerse a la educación de estilo occidental –Boko Haram significa “la educación occidental está prohibida” en la lengua hausa. Desde el secuestro de Chibok, Boko Haram se ha fragmentado en diferentes facciones, una de las cuales ha jurado lealtad al Estado Islámico.