Los Sindicatos Mundiales piden que los derechos sean los protagonistas del nuevo pacto mundial sobre migración

La Internacional de la Educación se ha unido a otros Sindicatos Mundiales para pedir que el pacto mundial sobre migración gire en torno a los derechos humanos, laborales y educativos.

El llamamiento se hizo durante la edición de 2017 del Foro Mundial sobre Migración y Desarrollo (GFMD), celebrado en Berlín (Alemania) del 28 de junio al 1 de julio. Bajo el lema «Por un pacto social mundial sobre migración y desarrollo», el GFMD debatió acerca de los principios y mecanismos necesarios para alcanzar un nuevo pacto mundial para una migración segura, ordenada y regular, que las Naciones Unidas (ONU) aprobarán en septiembre de 2018.

La Internacional de la Educación (IE) y otros Sindicatos Mundiales han pedido a los gobiernos que basen el pacto mundial en los actuales tratados de derechos humanos y convenciones de la ONU, incluyendo las correspondientes convenciones de la OIT sobre trabajo y migración.

Hay que abordar las causas raíz de la migración

Los Sindicatos Mundiales también han pedido a los gobiernos y a la ONU que aborden las causas raíz de la migración, tales como los conflictos, la pobreza y el cambio climático, y proporcionen oportunidades de trabajo decente y desarrollo en los países de origen para que la migración, en lugar de necesidad, sea una elección.

Los Sindicatos Mundiales han exigido acceso a los servicios sociales, como la educación y la salud, para todos los migrantes. Al respecto, los sindicatos han solicitado la creación de un cortafuegos entre las autoridades de control de la inmigración y el acceso a los servicios públicos a migrantes, especialmente para los indocumentados, que son los más vulnerables.

Han pedido que se regule la actividad de las agencias y los agentes de colocación, que a menudo son los que violan los derechos laborales de los migrantes, y han aprovechado para recordar que no se debería, bajo ningún concepto, cobrar tasas a los migrantes por su colocación.

Hay que garantizar los servicios públicos y la educación a los migrantes

En sus comentarios para el GFMD, Dennis Sinyolo, de la IE, ha recordado a los gobiernos y a todos los participantes que «todos somos ciudadanos globales», insistiendo en que «no se debería denegar el acceso a los servicios públicos o a la educación de calidad a los migrantes en razón de su condición de inmigrantes».

Sinyolo también ha subrayado la importancia de la educación para promover la tolerancia, el entendimiento intercultural y la convivencia en armonía. Asimismo, ha señalado que debemos aceptar y celebrar la diversidad, ya que contribuye a una mayor calidad en la educación.

«Hay que formar y respaldar a los docentes de los países de destino para que puedan atender las distintas necesidades de los niños migrantes y refugiados», ha destacado Sinyolo, que también ha pedido que se creen mecanismos para acreditar y reconocer la cualificación de los docentes migrantes y refugiados.

Las recomendaciones de los Sindicatos Mundiales para el Foro mundial 2017 sobre migración y desarrollo de Berlín (Alemania) están disponibles aquí.

Comparte esta página