Líderes africanos del sector educativo trabajan por la unidad sindical

Los dirigentes de los principales sindicatos africanos de la educación reafirman su compromiso con la unidad sindical en el continente, para ayudar a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU.

El Comité Regional Africano de la Internacional de la Educación (IE), en su reunión anual estatutaria celebrada del 11 al 12 de septiembre en Adís Abeba (Etiopía), reiteró su compromiso con la educación de calidad para todos y para todas, enlazando el lema de la próxima Conferencia Regional Africana con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), especialmente el número 4: “Educación de calidad inclusiva y equitativa en África: el lugar de los sindicatos en el cumpliento de la Agenda 2030”.

El Comité Regional destacó la necesidad de que los sindicatos de la educación africanos acometan esfuerzos conjuntos para hacer realidad el ODS 4. Según revelan los reportes de las seis zonas africanas de la IE, el debilitamiento de los sindicatos es un problema recurrente en varios países y se debe principalmente a la proliferación de sindicatos debido a escisiones. Esta pluralidad sindical ha llevado, por ejemplo, a que existan hasta 159 sindicatos docentes en Benin, 55 en Costa de Marfil y 39 en Senegal. Se constata una tendencia similar en el resto de los países africanos.

Por esta razón, el Comité reiteró como prioridad regional la “unidad” sindical, así como la necesidad de elaborar una estrategia clara que garantice el fortalecimiento de los sindicatos.

“La unidad es un elemento fundamental para fortalecer el movimiento sindical en África. Es una de las mayores herramientas para la educación sindical, aunque no deberíamos mostrarnos inflexibles y dejar fuera a algunos de los grupos progresistas emergentes”, afirmó el Presidente del Comité Regional Africano, Wilson Sossion, en su discurso ante los dirigentes de la educación de África.

Debemos ser capaces de justificar nuestros argumentos, por eso es una satisfacción el establecimiento de la Red de Investigación de la IE en África, añadió.

También coincidió con otros dirigentes sindicales de la educación en que “la democracia no es un regalo de la naturaleza, debemos ganárnosla” y en que “los sindicatos son instituciones democráticas con la posibilidad de influir en el mundo”.

Hay una enorme necesidad de elevar los niveles de profesionalidad, para que resulte más difícil a los Gobiernos ignorar a los docentes. Asimismo, destacó la imperiosidad de frenar la privatización y comercialización de la educación.

Sossion subrayó que hay siete señales de la profesionalización docente, otro de los principales obstáculos de los sindicatos africanos de docentes, a saber: la entrada de docentes sin capacitación, la precarización de la docencia, la brecha salarial, la reducción de la autonomía profesional, la estandarización de los exámenes, el aumento de la evaluación de los docentes y la importación de sistemas de gestión privada al sector público.

Comparte esta página