La IE destaca la importancia de la financiación de la educación durante la Asamblea General de la ONU

La Internacional de la Educación subrayó esta semana en Nueva York la importancia de la financiación sostenida de la educación, ahora que la 72ª Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas ha conferido a esta cuestión la máxima prioridad.

La Presidenta de la Internacional de la Educación (IE), Susan Hopgood, y el Secretario General Adjunto,David Edwards, asistieron a la Asamblea General de la ONU representando a los docentes del mundo. Sobre la mesa está en juego nada menos que el futuro de la financiación de la educación para los 120 millones de estudiantes que hay en el mundo sin acceso a una educación gratuita, inclusiva y de calidad. La Presidenta Hopgood participó en varias reuniones y eventos donde defendió un aumento de la inversión y de la priorización, advirtió contra la estrechez de miras y condenó a los Gobiernos que externalizan su responsabilidad y la dejan en manos de empresas con ánimo de lucro.

En la mañana del 20 de septiembre, Hopgood participó junto a Malala Yousafzai, al Secretario General de la ONU Antonio Guterres, al Presidente francés Emmanuel Macron, entre otros dignatarios, en un evento para recabar compromisos y acabar con el déficit de financiación mundial. Hopgood acogió con satisfacción la noticia de que Francia y Senegal copatrocinarán de la Conferencia de recaudación de recursos de Global Partnership for Education (GPE), en febrero de 2018, y la ambición del objetivo de financiación. Hopgood expresó el compromiso de la IE de cumplir su parte del acuerdo si los donantes cumplen el reto de aumentar su financiación.

Esa misma tarde, la IE aunó esfuerzos con la Campaña Mundial por la Educación (GCE) y la Alianza Mundial por la Justicia Fiscal para convocar una reunión en la que abordaron las estrategias para movilizar recursos nacionales. En su intervención inaugural ante más de 100 participantes de representantes de la sociedad civil y gobiernos, destacó que el 10 % del PIB mundial está oculto en paraísos fiscales y que la educación pública de calidad precisa una inversión predecible y sustentable a largo plazo.

“Comprobamos la importancia que tienen nuestras escuelas para el interés público. Para nuestros pueblos, ciudades y países constituyen la fuente de nuestros valores colectivos. Son el motor de nuestros principios democráticos”, afirmó Hopgood. “Ha llegado la hora de redoblar nuestra apuesta, de reinvertir nuestros esfuerzos y recursos económicos, para hacer de nuestra educación pública la primera opción, y la más sólida, para nuestros niños y niñas y para nuestras sociedades”.

La Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, David Archer de ActionAid, la Presidenta y Consejera Delegada de GPE, Alice Albright, y Jeffery Sachs, entre otras personalidades, se hicieron eco de las palabras de Hopgood y defendieron ejercer una presión concertada e incesante para garantizar una educación de calidad para todos y para todas.

Puede leer toda su intervención aquí.

Comparte esta página