El Día Mundial de los Docentes pone de relieve la libertad profesional y el empoderamiento

A medida que se reconocen las contribuciones y la importancia de los/as docentes, la atención de este año se ha centrado en la disminución de las libertades a la que se enfrenta la profesión y el empoderamiento necesario para permitir que los/as docentes trabajen eficazmente en un mundo lleno de dificultades.

Con el Día Mundial de los Docentes haciendo hincapié en el rol crucial que desempeñan los/as docentes a la hora de ayudar a fortalecer a la sociedad dotando a los/as niños/as, jóvenes y adultos de los conocimientos y aptitudes necesarios para tener vidas satisfactorias, los/as líderes educativos/as llaman la atención sobre un aspecto de creciente preocupación: las libertades profesionales y académicas.

En muchos lugares los/as docentes están siendo despojados de la libertad y apoyo que necesitan para proporcionar a sus estudiantes una educación de calidad. Para destacar estas preocupaciones, el tema del Día Mundial de los Docentes de este año – “Enseñar en libertad, empoderar a los/as docentes”- deja claro que los/as docentes solo funcionan de la mejor manera posible cuando se les empodera y no se les obstaculiza con el tipo de obstrucciones a las que los/as docentes se enfrentan a lo largo de sus vidas profesionales en todo el mundo.

“La libertad académica es fundamental para los/as docentes en cualquier nivel de educación, pero es especialmente crucial para los/as docentes de enseñanza superior y hay que apoyar su capacidad para innovar, explorar y estar al día de las últimas investigaciones pedagógicas”, dice una declaración conjunta de la Internacional de la Educación (IE), la UNESCO, la Organización Internacional del Trabajo (OIT, el PNUD y el UNICEF. “En todos los niveles educativos, la presión política y los intereses comerciales pueden frenar la capacidad de los/as docentes para enseñar en libertad”. 

La declaración describe a los/as docentes empoderados/as como profesionales que tienen acceso a  formación de alta calidad, salarios justos y oportunidades a lo largo de toda la carrera para el desarrollo profesional. Sin embargo, los/as docentes deben también tener libertad de apoyar la elaboración de los planes de estudios nacionales, así como autonomía profesional para preparar de la mejor manera posible las clases.

Para transformar las palabras en acción, los/as dirigentes de la Internacional de la Educación (IE) y sus afiliadas están difundiendo el mensaje en eventos alrededor del mundo.

El Secretario General, Fred van Leeuwen, participará en la conferencia “Crisis en la Democracia” en el Albert Shanker Institute en Washington D.C., mientras que el Secretario General Adjunto, David Edwards, representará a la IE en el acto principal del Día Mundial de los Docentes de la UNESCO en París.

Como parte de sus observaciones, Edwards resaltará los costes sociales que acompañan a la rápida desaparición de las libertades de los/as académicos/as en la educación superior. De hecho, el Día Mundial de los Docentes de este año también conmemora el 20º aniversario de la Recomendación de la UNESCO relativa a la condición del personal docente de la enseñanza superior, que pone de relieve las condiciones de trabajo cada vez más difíciles del personal de las instituciones de educación superior.

Las condiciones laborales precarias, como los contratos temporales de corta duración, añadidas a la pérdida de libertades, son motivo de preocupación dentro de la comunidad académica. Para otorgar a estos temas la atención que merecen, la IE organiza un evento especial del 20º aniversario en la Sorbona de París el 31 de octubre donde destacados/as académicos/as, dirigentes de la IE y representantes de la UNESCO publicarán un informe que aborda los temas principales. Más información acerca de este evento, que se transmitirá en directo, estará disponible en los próximos días.

Comparte esta página