Las notificaciones de discapacidad en Australia aumentan la financiación de los colegios privados a costa de los públicos

El Australian Education Union cuestiona la decisión del Gobierno de aumentar considerablemente el gasto en colegios privados en función del número de estudiantes discapacitados matriculados y lamenta que los centros públicos vayan a recibir mucho menos.

El AEU ha comprobado que ha habido un aumento de la financiación federal de la discapacidad de AUS $ 106,8 millones en todos los centros durante el año académico 2017-18, de la cual los centros privados de Victoria recibirán AUS $ 59,6 millones, es decir, el 55,8 por ciento.

Financiación desigual

«Las cifras del Gobierno federal muestran que más de la mitad del aumento total de la financiación para estudiantes con discapacidad se ha destinado a colegios independientes de Victoria», asegura la presidenta federal del AEU Correna Haythorpe.

Señala también que las cifras suscitan dudas sobre por qué los colegios que en 2017 se consideraban sobrefinanciados, se han catalogado en 2018 como infrafinanciados, lo cual les da derecho a un gran incremento de la financiación.  

En los centros privados, el porcentaje de alumnos catalogados como discapacitados ha aumentado notablemente respecto a la proporción de matriculados (26 por ciento), si lo comparamos con el de los centros públicos (17 por ciento) y los centros del sector católico (13 por ciento).

El AEU subraya también que un aumento en torno al siete por ciento en la financiación nacional de la discapacidad está muy por debajo del aumento total de estudiantes con derecho a la financiación por discapacidad, que ha aumentado más del doble, desde 212.000 hasta 470.000.

« ¿Cómo es posible que el Gobierno federal concentre este mísero aumento de la financiación en colegios privados ricos que de repente dicen tener un aumento notable e injustificado del número de alumnos discapacitados?» pregunta Haythorpe.

Fondos innecesarios para el sistema privado

Asimismo, insiste en que, al mismo tiempo, los colegios públicos de cinco estados y territorios sufrirán recortes en la financiación destinada a estudiantes con discapacidad. Además, los colegios públicos recibirán un incremento de la financiación para la discapacidad en el curso académico 2017-18 únicamente en tres de las ocho jurisdicciones. En cambio, los centros independientes de seis jurisdicciones recibirán un aumento de dicha financiación.

«Necesitamos una explicación, y esta solo puede obtenerse mediante una auditoría independiente de la aparente financiación superflua del sistema privado a costa de los alumnos de los centros públicos», concluye Haythorpe.

Comparte esta página