• Página principal
  • News
  • La OIT adopta un convenio para garantizar un trabajo digno a los/las trabajadores/as domésticos

La OIT adopta un convenio para garantizar un trabajo digno a los/las trabajadores/as domésticos

La IE y la Marcha Mundial contra el Trabajo Infantil han acogido con gran satisfacción la decisión de la Organización Internacional del trabajo (OIT) de adoptar el convenio, junto con las recomendaciones que lo acompañan, para la protección de los/las trabajadores y trabajadoras domésticos/as, en la Conferencia Internacional del Trabajo que tuvo lugar en Ginebra, Suiza.

Tras largas negociaciones y cincuenta años después de que se plantease por vez primera la cuestión de los derechos de los trabajadores y trabajadoras domésticos, la OIT ha votado a favor de la adopción del histórico convenio por un trabajo digno para este sector de trabajadores/as.

La IE se ha unido a gobiernos, empresarios y otros sindicatos en la Conferencia Internacional de Trabajo anual en la que se aprobó por 396 votos a favor, 16 en contra y  63 abstenciones, el Convenio sobre los/las Trabajadores y Trabajadoras Domésticos.

Jan Eastman, Secretario General Adjunto de la IE, comentó: “Esto es un hito para los/las trabajadores/as domésticos/as,  uno de los grupos de trabajadores y trabajadoras más vulnerables en todo el mundo.”

 “Cerca de unos 100 millones de trabajadores/as domésticos/as podrán beneficiarse de los derechos laborales por primera vez en la historia; derechos que protegerán a sirvientes/as, niñeros/as o cocineros/as, de ser explotados/as. Muchas veces invisibles y escondidos tras puestas cerradas, que difícilmente pueden ser reguladas, estos trabajadores y trabajadoras, muchos de ellos niños/as, sufren abusos y explotaciones.”

Los/las niños/as que trabajan para el sector doméstico, casi sin excepción, son víctimas de explotaciones de diversos tipos. Son explotados económicamente cuando tienen que trabajar durante muchas horas sin descanso, con un sueldo muy bajo o sin ningún tipo de remuneración; son explotados porque en general no tienen ningún tipo de protección social o legal, y sufren duras condiciones laborales que pueden incluir, por ejemplo, la manipulación de substancias tóxicas.

El Convenio sobre los Trabajadores y Trabajadoras Domésticos/as establece, entre otras condiciones  laborales dignas: una edad mínima para trabajar; prohíbe que los niños y niñas trabajen en empleos con riesgos; regula las horas laborales, las bajas, como la baja por maternidad, y la cobertura sanitaria.

El presidente de la Marcha Mundial, Kailash Satyarthi daba la bienvenida al nuevo convenio con estas palabras: “Esto supone el reconocimiento de que las condiciones inhumanas de los millones de víctimas de la esclavitud infantil, no pueden seguir siendo ignoradas. La justicia para ellos y ellas es inevitable. La Marcha Mundial hace un llamamiento para que los gobiernos ratifiquen este convenio  con la máxima prioridad, recursos y voluntad política.”

La IE y la Marcha Mundial alientan a que los Estados Miembros de la Organización Internacional del Trabajo ratifiquen e implementen lo antes posible el nuevo convenio y así  se pueda garantizar que todo el espectro de los derechos laborales y sociales de los trabajadores y trabajadoras domésticos/as sean respetados, incluida la estipulación de una edad  mínima para trabajar y la protección a los jóvenes trabajadores domésticos contra los trabajos que entrañen peligros para la salud.

La Marcha Mundial  renueva su llamada para que se inicie ahora una gran campaña mundial a favor de la ratificación de este convenio en todo el mundo. En países en los que el trabajo infantil doméstico es un problema y donde las cifras sobre el trabajo peligroso llevado a cabo por niños/as son muy elevadas, es vital que se proceda lo antes posible a la ratificación e implementación del convenio acordado.

 

 

Comparte esta página