La IE condena los asesinatos de más docentes en Colombia

La IE condena y expresa su profundo dolor ante la muerte de otros cuatro docentes en Colombia: Dionis Alfredo Sierra Vergara fue asesinado el 15 de mayo; Carlos Julio Gómez fue disparado el 26 de mayo; Freddy Antonio Cuadrado Núñez fue asesinado el 27 de mayo, y Alejandro José Peñata López, el 20 de junio. Todos ellos eran miembros de la Asociación de Maestros de Córdoba – ADEMACOR y de la SUTEV (Sindicato Único de Trabajadores de la Educación del Valle).

Dionis Alfredo Sierra Vergara era profesor de primaria. Según testigos locales, Sierra Vergara recibió una llamada en su teléfono móvil. Cuando salió fuera para contestarla, fue atacado por unos asaltantes desconocidos armados, los cuales le dispararon tres veces, lo que le condujo a la muerte. Sierra había estado celebrando el Día del maestro y el cumpleaños de una compañera de trabajo con el resto de sus compañeros/as docentes.

Carlos Julio Gómez, enseñaba en la Escuela General Santander en Cali y era mimbro del sindicato de trabajadores docentes SUTEV. Fue herido de gravedad por unos asaltantes desconocidos con armas de fuego en la mañana del 26 de mayo y fue llevado a la Clínica Rey David en Cali, donde falleció el 29 de mayo.

Freddy Antonio Cuadrado Núñez, profesor en la Escuela Isaac J. Pereira, fue asesinado el 27 de mayo en Ciénaga, Magdalena. Un sicario le disparó en la cabeza mientras celebraba su cuadragésimo sexto cumpleaños.

Alejandro José Peñata desapareció tras dejar la escuela donde trabajaba como coordinador. Sus amigos y familiares emprendieron una búsqueda y fue encontrado en un pequeño pueblo. Su cuerpo mostraba señales de tortura y lo había colgado con alambre de espino. Su moto y sus documentos fueron descubiertos en la escena, lo que descarta el motivo de robo.

La IE condena la constante persecución y violencia a la que se ven sometidos los/las docentes en Colombia. Sólo en el Departamento de Córdoba, con estos nuevos asesinatos son ya 20 el número total de docentes, tanto mujeres como hombres, que desde diciembre del 2008 al presente, han sido asesinados. La casi total impunidad con la que se han cometido estos asesinatos ha provocado una alarmante crisis humanitaria en el sector de la educación; ha puesto en riesgo las acciones de docentes y sindicalistas; y claramente rebate la afirmación del gobierno colombiano en foros internacionales sobre los avances en los derechos humanos.

Fred van Leeuwen, Secretario General de la IE, haciendo un llamamiento al presidente de Colombia, Santos, ha instado a las autoridades de Colombia a “actuar con la máxima rapidez para garantizar que estos crímenes sean investigados y resueltos y que todos aquellos que sean responsables, ya sea directa o indirectamente, sean castigados. Es esencial romper con el círculo vicioso de violencia e impunidad que reina en Colombia. Queremos ver los avances en los derechos humanos anunciados por el gobierno colombiano.”

Comparte esta página