Hace falta aplicar adecuadamente las normas en materia de garantía de la calidad para la educación superior en Europa

Las partes interesadas del ámbito de la educación de toda Europa han reafirmado la necesidad de que se apliquen de manera eficaz e innovadora las Normas y Directrices Europeas (ESG)revisadas en materia de Garantía de la Calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior.

Unos 100 participantes asistieron el 27 de febrero al evento final del proyecto ‘Mejorar la calidad a través de una política y prácticas innovadoras (EQUIP)’, en el que la Internacional de la Educación (IE) representa a la profesión docente. En el acto se presentaron los resultados de las actividades del proyecto, así como las recomendaciones políticas que surgieron de estas actividades.

En el evento se expuso de qué manera todas las partes interesadas de la educación superior podían utilizar de manera eficaz e innovadora las Normas y Directrices Europeas (ESG) revisadas en materia de Garantía de la Calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior, como herramienta para la mejora a largo plazo de la calidad en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES).

Al dar la bienvenida a los participantes, el Secretario General de la Asociación Europea de Instituciones de Enseñanza Superior (EURASHE), Michal Karpíšek, destacó el reto de poner en práctica las Normas y Directrices Europeas revisadas en materia de Garantía de la Calidad en el EEES. Pueden ver su presentación aquí.

La calidad, una interacción entre docentes, estudiantes y el marco institucional del aprendizaje

En su presentación del estudio del proyecto EQUIP y las recomendaciones políticas para las partes interesadas, Tia Loukkola, de la Asociación Europea de Universidades, recordó que la garantía de la calidad se produce en un contexto y, si bien la calidad no es fácil de definir, la calidad es una interacción entre los docentes, los estudiantes y el marco institucional del aprendizaje. Las instituciones de educación superior deben responsabilizarse de la garantía de la calidad y Loukkola puso de relieve la motivación de los estudiantes y el personal como reto clave e identificó la comunicación, la apropiación y la dotación de sentido relativas a la garantía de la calidad como elementos cruciales. No obstante, las ESG son solo una herramienta entre otras para mejorar la calidad de la educación superior, dijo.

El aprendizaje centrado en los estudiantes

Cuando se trata de poner en práctica el aprendizaje centrado en los estudiantes, este solo puede conseguirse vinculándolo al personal docente, combinando en particular una infraestructura institucional estimulante con la colaboración, el compromiso y el desarrollo profesional continuo del personal académico.

Hace falta un clima de confianza entre las partes interesadas en la garantía de la calidad

Durante una mesa redonda, Klara Engels-Perenyi, de la Comisión Europea¸ recordó que la garantía de la calidad no consiste en cifras, en marcar casillas, sino que es más bien una base para la movilidad y la cooperación internacional, mientras que Florian Pecenka, de la Representación Permanente de Austria ante la Unión Europea, señaló que es fundamental dedicar tiempo a las medidas destinadas a instaurar un clima de confianza entre todas las partes interesadas en la garantía de la calidad.

El 28 de febrero tendrá lugar un seminario en línea del proyecto EQUIP que seguirá analizando todos estos temas.

Antecedentes

El proyecto EQUIP tiene el objetivo de ‘Mejorar la calidad a través de una política y prácticas innovadoras’ en el espacio europeo de educación superior respaldando y promoviendo una integración coherente, eficiente e innovadora de las ESG 2015 a nivel de base. Los socios del proyecto son la IE, EURASHE, la Asociación Europea para la Garantía de la Calidad en la Educación Superior (ENQA), la Asociación Europea de Universidades (EUA), la Asociación Europea de Estudiantes (ESU), el Registro Europeo de Agencias de Garantía de la Calidad de la Enseñanza Superior (EQAR), la Universidad de Oslo (UiO) y el Consejo Coordinador de los Institutos Superiores Politécnicos (CCISP) de Portugal.

Comparte esta página