• Página principal
  • News
  • CSW 62: los sindicalistas de la educación promueven la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas de entornos rurales

CSW 62: los sindicalistas de la educación promueven la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres y las niñas de entornos rurales

Entre el centenar de sindicalistas de 42 países que asistieron a la 62ª Sesión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Condición de la Mujer, que tuvo lugar en Nueva York el pasado 12 de marzo, se encontraban varios/as delegados y delegadas de organizaciones miembro de la Internacional de la Educación.

Los sindicatos son fundamentales para garantizar y proteger los derechos de las mujeres y las niñas en las zonas rurales El tema prioritario de la 62ª Sesión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre la Condición de la Mujer (CSW62) fue «Desafíos y oportunidades en el logro de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de las mujeres y las niñas rurales», la primera semana de la CSW62 comenzó con la habitual «Reunión del domingo por la mañana» de la delegación de la Internacional de la Educación (IE). La de este año comenzó con las intervenciones de Becky Pringle, vicepresidenta de la National Education Association (NEA), y Gro Hartveitand, miembro del Consejo Ejecutivo del Union of Education Norway (UEN) y presidenta del Comité Saami. La discusión permitió a los delegados y delegadas destacar los beneficios de los cuales pueden disfrutar las docentes de las zonas rurales al afiliarse a un sindicato.

Dianne Woloschuk, presidenta del Comité  la IE sobre la Condición de la Mujer y Presidenta de la Canadian Teachers’ Federation, con ocasión del evento paralelo organizado el 13 de marzo por la Global Unions, titulado: «No dejemos a nadie atrás: los sindicatos se organizan para las mujeres y las niñas de entornos rurales»centró su intervención en las dificultades a las que se enfrentan las comunidades indígena.

El 15 de marzo, se organizó un evento paralelo conjuntamente por la IE, UNGEI y Noruega sobre el tema «Agenda 2030 para Todos y Todas: género, aprendizaje y enseñanza en contextos rurales». Haldis Holst, Secretaria General Adjunta de la IE que representó a la organización en el grupo de expertos, expuso los desafíos y las oportunidades a los que se enfrentan las docentes en los contextos rurales.

Las sindicalistas actúan en la CSW62

El 14 de marzo, representantes de la Internacional de la Educación también realizaron una breve actividad  delante del monumento a la No violencia en la sede de la ONU, en memoria de los 17 estudiantes y miembros del personal que fueron asesinados en un tiroteo en el instituto Marjory Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida, el pasado 14 de febrero de 2018. El 15 de marzo, todos los sindicatos se reunieron en Park Avenue para protestar contra las cifras alarmantes de violencia y acoso sexuales a los que se enfrentan las trabajadoras agrícolas en Immokalee, Florida.

Las negociaciones sobre el contenido del documento final de la CSW62 (conclusiones acordadas) continuarán durante una segunda semana y finalizarán el 23 de marzo. Visite el sitio web de la IE para consultar los resultados del proceso y saber si las prioridades relativas al trabajo y la educación se han mantenido en el documento.

Pinche aquí para ver el vídeo del servicio de televisión de las Naciones Unidas sobre el evento paralelo de la IE, UNGEI y Noruega, y en el que se incluye la intervención de Haldis Holst, Secretaria General Adjunta de la IE.

Pinche aquí para consultar la declaración escrita oficial de las Federaciones Sindicales Mundiales sobre la CSW62.

Información de referencia

Las mujeres de las zonas rurales representan una cuarta parte de la población mundial y desempeñan un papel fundamental en su comunidad, ya que contribuyen a la seguridad alimentaria, la generación de ingresos y la satisfacción del bienestar de sus familias. Sin embargo, las mujeres y las niñas de las zonas rurales siguen enfrentándose a obstáculos sistémicos y persistentes que les impiden disfrutar plenamente de sus derechos humanos, incluido el derecho a la educación.

Las niñas que viven en zonas rurales, aisladas o marginadas, corren más riesgo de no terminar sus estudios. Los obstáculos estructurales y las normas sociales discriminatorias tan arraigadas en la sociedad conducen a la división de género del trabajo doméstico, a un favoritismo hacia los niños, al matrimonio infantil, a la maternidad precoz y a cifras alarmantes de violencia basada en el género en el hogar y en la escuela. Todos estos problemas obstaculizan el acceso de las niñas a la educación y minan los intentos de lograr la igualdad de género en la educación.