Brasil: Repudio sindical a los ataques contra la educación

La Confederação Nacional dos Trabalhadores em Educação (CNTE,Confederación Nacional de los Trabajadores de la Educación) logra frenar un proyecto de ley en la Comisión Parlamentaria brasileña que pretende impedir la expresión de cualquier expresión o idea política, ideológica o partidaria en las aulas.

La contundente movilización de la CNTE y aliados impidió la votación acerca de la opinión del Sr. Flavinho, ponente del proyecto de ley PL 7.180/2014, para la creación de la “Escuela sin Partido", conocida como "la Ley Mordaza".

El 11 de julio, durante la sesión de la Comisión Especial de la Comisión de Educación de la Cámara de Diputados de Brasil, una protesta a la que se sumaron diputados de la oposición, profesores, estudiantes y académicos obliga a aplazar dicha sesión sin fijar fecha para reanudar el debate.

El proyecto de ley establece que en el aulas y zonas específicas de las instituciones educativas deberán colgarse carteles con las seis funciones del profesorado, incluida una que les impide cooptar a estudiantes para cualquier organización política, ideológica o partidista.

CNTE: retorno a la educación a la Edad Media

"Las movilizaciones seguirán  en rechazo a esta propuesta de la 'Escuela sin Partido' por ser inconstitucional y retornar la educación a la Edad Media", afirma la secretaria general de la Confederación Nacional de Trabajadores en Educación (CNTE), Fátima Silva, durante una de las manifestaciones.

La CNTE en una nota pública del 3 de marzo,se opone firmemente al proyecto de ley, por considerar que se basa en conceptos y criterios políticos, sociales y pedagógicos diametralmente opuestos a los consagrados en la Constitución Federal de Brasil y la Ley de Directrices y Bases de la Educación Nacional (Ley 9.394/1996), que reconocen la gestión democrática y el pluralismo de ideas y concepciones pedagógicas como pilares de la educación oficial en Brasil.

Antecedentes

La "Ley mordaza" aboga por la supresión de las asignaturas vinculadas al "género" o la "orientación sexual", lo cual tiene consecuencias directas para la pedagogía y materiales pedagógicos, así como las evaluaciones y las pruebas de acceso a las universidades y a centros de enseñanza superior. También incluye la supervisión de la práctica docente, con un canal para presentar denuncias, así como la idea de que los valores familiares prevalecen sobre la educación escolar en aspectos relacionados con la educación moral, sexual y religiosa.

Los primeros proyectos de ley relacionados con "Escuela sin partido" fueron presentados en la Cámara de Diputados en 2014-2015.  En octubre de 2016, se creó una Comisión Especial para analizar el proyecto de ley y debatir, directa o indirectamente, este tema. Fue dicha Comisión Especial la que retrasó la adopción de medidas sobre la opinión del ponente.

Comparte esta página