Kenia: la política de deslocalización agrava la escasez de docentes

El Sindicato Nacional de Docentes de Kenia pide a su gobierno que ponga fin a la política de deslocalización, que obligó ya a más de un centenar de docentes a abandonar la profesión. También reclama que acabe con la escasez nacional de docentes y elimine el sistema actual de evaluación de docentes.

Con motivo de la 10ª Conferencia Africana de Directores de Escuela, convocada del 6 al 10 de agosto en Mombasa, Kenia, bajo el lema "Educar a los niños de África: Revalorizando la profesión docente", el Sindicato Nacional de Docentes de Kenia (Kenya National Union of Teachers, KNUT) rechazó enérgicamente que más de cien docentes se hayan visto obligados a abandonar la profesión, debido a la política aplicada por el Gobierno el año pasado, que les impide prestar servicios en sus países de origen.

El Secretario General de KNUT, Wilson Sossion, indicó que la conocida como política de deslocalización está "destrozando a muchas familias de educadores empleados por la Comisión de Servicios Docentes (TSC). Muchos profesores transferidos optaron por dimitir o buscar empleo en los gobiernos de los condados".

"Algunos optaron por la jubilación anticipada, otros se han trasladado a los gobiernos de los condados y otros están pensando qué hacer. No impongan ninguna política, es peligroso y peor que el veneno", condenó.

Huelga

"El 1 de septiembre convocaremos una huelga para oponernos o rectificar las políticas formuladas sin nuestra participación que consideremos pueden perjudicar a la profesión docente", advirtió Sossion.

Hizo un llamamiento a la Secretaria del Gabinete de Educación de Kenia, Amina Mohamed, que se espera clausure oficialmente la conferencia continental, para que convoque una reunión de crisis con el sindicato de docentes a fin de evitar la inminente huelga, que podría paralizar el funcionamiento de las escuelas en el tercer trimestre, cuando miles de estudiantes deben presentarse a los exámenes para obtener el Certificado de Educación Primaria de Kenia y el Certificado de Educación Secundaria de Kenia.

El líder de KNUT insiste en que las autoridades públicas deben proceder a una amplia consulta con los sindicatos y las organizaciones profesionales de la educación, antes de aplicar cualquier política que pueda afectar al sector educativo.

"Estamos cuestionando ciertas políticas en las que no hemos participado adecuadamente. Queremos la promoción de los docentes. Es un derecho, no negociable ni reducible", dijo.

Sossion insta al presidente Uhuru Kenyatta a que contrate a unos 104.000 docentes, para hacer frente a la escasez de maestros en las escuelas primarias y secundarias.

Evaluación de los docentes

KNUT también quiere que la TSC elimine la evaluación y el desarrollo del desempeño docente (TPAD).

"Los docentes están en contra de la TPAD. Un problema crucial a nivel mundial, que no funciona y no es un buen sistema para evaluar la docencia. Europa la ha abandonado, así que ¿quiénes somos nosotros para adoptarla en África? Está interfiriendo y desprofesionalizando la enseñanza", subrayó Sossion.

Por todo ello pide a los empleadores de los docentes que acuerden con ellos un método de evaluación aceptable.

"Un sistema de evaluación cerrado es bueno, pero el sistema de evaluación abierto es demasiado meticuloso, demasiado extenso y las herramientas que se están utilizando están perjudicando a los profesores. Esta vez, estamos en una guerra de carácter político con el Gobierno, ya que queremos proteger y preservar la libertad de esta profesión", concluyó.