Australia: Se insta al Gobierno a poner fin a la falta de financiación de las escuelas públicas

El Australian Education Union ha solicitado a los docentes y a los ciudadanos interesados que incluyan sus nombres en una carta abierta dirigida al primer ministro Malcolm Turnbull exigiendo que se destinen más fondos a las escuelas públicas y que se ofrezca un apoyo especial a los alumnos de entornos desfavorecidos.

ElAustralian Education Union (AEU) lamenta profundamente que el modelo de financiación de escuelas propuesto por el primer ministro Malcolm Turnbull recortara 1.9 mil millones de dólares australianos para educación pública en 2018 y 2019; siendo los estudiantes de entornos desfavorecidos los más afectados por estos recortes. Al mismo tiempo, el gobierno tiene previsto aumentar considerablemente la financiación a las escuelas privadas.

Estos fondos deben ser reasignados a las escuelas públicas por el Gobierno de Turnbull. Esa es la razón por la que el sindicato ha solicitado apoyo para la educación pública mediante la firma antes de las 12:00 p.m. hora local el 21 de agosto de su carta abierta en la que se exige al Gobierno de Turnbull que ponga fin a los acuerdos especiales de financiación de escuelas privadas. Más de 5 500 personas ya la han firmado.

En virtud del actual acuerdo de financiación de las escuelas propuesto por el Gobierno de Turnbull, el 70 por ciento de las escuelas privadas recibirá fondos adicionales gracias a los acuerdos especiales de financiación concluidos con el ministro de educación federal, Simon Birmingham. No obstante, según los informes de los medios de comunicación, las escuelas privadas pronto recibirán aún más dinero si el Gobierno de Turnbull firma otro acuerdo especial de financiación de escuelas privadas con el fin de atenuar la presión política durante el período previo a la celebración de las próximas elecciones federales.

En un comunicado público emitido el 9 de agosto, el AEU reafirma que "nuestro sistema escolar público acoge a todos y cada uno de los niños que llegan a la puerta principal. Las escuelas públicas constituyen nuestra opción de educación universal, un camino hacia el éxito para todos. La principal prioridad del primer ministro debería ser devolver los 1.9 mil millones de dólares australianos de fondos que tomó del presupuesto para las escuelas públicas para 2018 y 2019".

Dichos fondos podrían utilizarse para contratar a más personal especializado, como coordinadores de lectura y matemáticas o logopedas, o para proporcionar más apoyo a los niños aborígenes e isleños del Estrecho de Torres, a los niños con discapacidad, a los niños que viven en comunidades rurales, regionales y remotas, o a los niños que viven en la pobreza.

"La financiación escolar basada en las necesidades consiste en proporcionar recursos adicionales donde más se necesiten, no en respaldar a las escuelas privadas que ya resultan considerablemente favorecidas con los acuerdos de financiación del Gobierno de Turnbull", concluye el sindicato.

Comparte esta página