Argentina: Docentes sufren torturas y amenazas

La Internacional de la Educación condena firmemente el ataque sufrido por una docente en la República Argentina.

En el día de ayer, 12 de septiembre de 2018, en horas de la tarde Roberto Baradel, Secretario General Adjunto de CTERA, organización afiliada a la IE, denunció el secuestro y tortura de Corina De Bonis, docente de la localidad de Moreno, Provincia de Buenos Aires. La maestra fue secuestrada por un grupo de desconocidos e inmediatamente torturada con un elemento punzante mediante el cual le inscribieron un mensaje intimidatorio en su abdomen. Corina trabaja en el CEC 801 que, desde hace ya más de un mes, no dicta clases pues su infraestructura no es apta para albergar alumnos en mínimas condiciones de seguridad.

Corina, junto con un grupo de madres y compañeras docentes, organizó una Olla Popular para que los niños de esa zona pobre del Gran Buenos Aires puedan seguir alimentándose una vez por día. Moreno es la misma localidad en donde el 2 de agosto de este año Sandra Calamano y Rubén Rodríguez perdieron la vida a causa de una pérdida de gas en la escuela número 49 causada por la falta de mantenimiento por parte de las autoridades. Desde ese fatídico día más de 800 escuelas bonaerenses permanecen cerradas por causas similares a las de la Escuela 49. El CEC 801 es una de ellas. Corina es una de las miles de docentes que se niega a arriesgar la vida de sus alumnos impartiendo clases en lugares arriesgados y abandonados.

Las autoridades deben actuar

Baradel ha denunciado que este es “un hecho gravísimo ocurrido en democracia” y se comunicó con las autoridades de la Provincia, a quienes hizo “responsables por la seguridad de todos los maestros” de la localidad de Moreno.

El sindicato CTERA exigió el inmediato esclarecimiento de los hechos. Sonia Alesso, su Secretaría General dijo: “nos vamos a movilizar para decir claramente nunca más. No vamos a permitir que esto se repita, los maestros no vamos a dejar pasar la violencia que quieren instalar contra los que no se arrodillan, los que se siguen movilizando y los que no se resignan a ver cómo nuestros pibes se mueren de hambre en las Escuelas".

David Edwards, secretario general de la Internacional de la Educación se expresó diciendo que “desgraciadamente, dada la falta de respuesta, diálogo y acción de las autoridades Argentinas, situaciones como la sufrida por Corina De Bonis se están volviendo cotidianas. Esta situación de confrontación y ataques debe terminar ya. Están en juego la vida de docentes y alumnos. El gobierno debe cuidar no solo las vidas de todos los trabajadores de la educación sino hacer todo lo posible por una educación de calidad, en escuelas seguras y con docentes respetados tanto profesionalmente como en sus condiciones salariales y de trabajo”. Por último instó nuevamente al diálogo como forma de contribuir a mejorar las vidas de todos.

Comparte esta página