Burundi: a pesar de la crisis conocida, STEB refuerza las capacidades de sus nuevos/as dirigentes

El Syndicat Libre des Travailleurs de l'Enseignement du Burundi ha conseguido formar a 360 nuevos/as dirigentes sindicales en todo el país gracias al apoyo económico de la Internacional de la Educación.

Tras organizar el congreso que estableció varios comités nuevos tanto a nivel escolar como nacional, municipal y provincial los días 3 y 4 de diciembre de 2017, ahora el Syndicat Libre des Travailleurs de l'Enseignement du Burundi (STEB) se ha comprometido con una actividad prioritaria para reforzar las capacidades de estos comités recién establecidos. Su objetivo es garantizar que los/as representantes sindicales electos/as para estos comités cuenten con capacidades efectivas de comunicación y negociación y, sobre todo, con las capacidades necesarias para seguir captando nuevos afiliados.

«Hemos estado inmersos en una crisis desde el año 2015. Incluso sufrimos el cierre de las cuentas del sindicato durante ocho meses y el exilio de la presidenta y el tesorero nacionales debido a la mala relación entre el gobierno de Burundi y la sociedad civil burundesa, incluidos los sindicatos», explicó el Presidente de STEB, Rémy Nsengiyumva.

«Nuestros/as representantes no conseguían reunirse y una sensación de miedo impregnaba todo el diálogo social de Burundi. De hecho, el diálogo social quedó prácticamente en papel mojado», añadió.

En su opinión, con esta formación tan importante sobre liderazgo y negociación, STEB les ha demostrado que tienen el poder para presionar a las autoridades.

La formación impartida por el sindicato ha permitido formar a 360 representantes en 18 provincias, con 20 representantes por provincia.

«Nos gustaría que estos veinte representantes repitan esta formación en los otros municipios y unidades sindicales», insistió Nsengiyumva. «Ya hemos comenzado y hemos observado que la situación va mejorando poco a poco, y esperamos que en el futuro el diálogo sea mucho más fluido».

A pesar de la crisis, dijo, el sindicato sigue organizando actividades de presión, por ejemplo, a favor de la normalización de los salarios para que el personal docente esté a la altura de los otros/as funcionarios/as.

«Estamos en la primera fase de la reducción de las brechas salariales», recordó el dirigente sindical.

Ahora, STEB quiere recobrar su influencia a través de reuniones de sensibilización y movilización para conseguir una afiliación masiva al sindicato.

«Después de esta fase de redinamización de nuestras comunidades, estamos intentando captar miembros que abandonaron el sindicato por miedo o aquellos que tienen miedo de afiliarse», explicó Nsengiyumva. «Estamos empezando a notar el impacto, porque el año pasado conseguimos captar 1000 afiliados nuevos».

Aunque STEB cuenta actualmente con más de 11 000 afiliados, antes había llegado a tener más de 20 000, pero esta cifra se redujo debido a la crisis política y socioeconómica en el país.

Después de la formación en liderazgo, ahora STEB está listo para entrar en la fase de captación de miembros, que debería comenzar durante el último trimestre de 2018 con el apoyo económico de la IE.

Comparte esta página