• Página principal
  • News
  • Batalla de los educadores estadounidenses respecto a la deuda estudiantil y el fraude de los préstamos

Batalla de los educadores estadounidenses respecto a la deuda estudiantil y el fraude de los préstamos

Miembros de la American Federation of Teachers han presentado una demanda judicial colectiva contra el administrador de préstamos a estudiantes Navient por engañar a los prestatarios, reclamando que se tomen medidas de inmediato.

No a las actividades predadoras de los prestamistas

El 3 de octubre, miembros de la American Federation of Teachers (AFT) y otros empleados públicos en EE.UU. entablaron una demanda judicial colectiva contra Navient, compañía financiera que concede préstamos federales a estudiantes, alegando que Navient había engañado a sus posibles clientes respecto a sus opciones en el marco del Programa de condonación de préstamos por servicio público (PSLF).

Apoyando esta demanda colectiva, la AFT intenta obligar a Navient a reformar sus prácticas de dar a los estudiantes prestatarios información insuficiente e inexacta sobre sus opciones para el pago de su préstamo, a fin de obtener mayores beneficios. La demanda colectiva busca asimismo obtener compensación por los daños financieros que innumerables estudiantes han sufrido ya como resultado de la mala conducta de Navient.

“Pensamos que los trabajadores del sector público –como muchos de los 1,7 millones de miembros de AFT que son docentes, personal educativo y enfermeros– están pagando millones de dólares de más para devolver sus préstamos estudiantiles que si hubiesen recibido la información adecuada de Navient”, afirmó la presidenta de la AFT, Randi Weingarten.

En lugar de ayudar a los prestatarios, subrayó, Navient les dedica el menor tiempo posible. Los empleados de Navient reciben incentivos financieros para que las conversaciones telefónicas con solicitantes de préstamos sean lo más breves posible –menos de siete minutos–. Como consecuencia de ello, cientos de empleados públicos han sido orientados hacia planes de reembolso equivocados y/o no han podido acceder al PSLF.

“Conforme progresa la acción legal contra Navient, debemos seguir obligando a las empresas privadas subcontratadas por el Departamento de Educación de EE.UU. –como Navient– a asumir su responsabilidad de ayudar a los estudiantes que solicitan préstamos y que encuentran dificultades a causa de la carga que representa la deuda y garantizar que los administradores de préstamos no se dediquen a actividades predadoras”, añadió Weingarten.

Más de 40 millones de personas en EE.UU. han solicitado préstamos estudiantiles, por un total de cerca de 1,5 billones USD. Según una reciente encuesta, ocho de cada 10 miembros de AFT indicaron que el reembolso del préstamo estudiantil les suponía una carga y un desafío, más que cualquier otro tipo de deuda.

PSLF debería beneficiar a la mayoría

“No debería ser así”, comenta Weingarten. “El Programa de condonación de préstamos por servicio público se adoptó para ayudar a cubrir la brecha entre los crecientes costos de la educación superior requeridos para acceder a puestos en el servicio público. Se suponía que debería beneficiar a la mayoría”.

A finales de 2016, aproximadamente 32 millones de prestatarios estaban reembolsando préstamos potencialmente elegibles para optar por el PSLF. Después de 10 años de pagos, el programa permitiría que los préstamos de los empleados públicos fuesen condonados y la deuda eliminada.

“Miembros de AFT han tomado la iniciativa para presentar esta demanda judicial, y los apoyamos porque se trata de una cuestión sindical”, subraya la líder de AFT. “Hemos atendido a las inquietudes y quejas de nuestros miembros respecto a los terribles efectos de la deuda en sus vidas, y decidimos emprender una importante campaña en relación con la crisis de la deuda estudiantil. Se ha convertido en una epidemia y está ocasionando mucho sufrimiento. Las historias relatadas por algunos miembros son tremendas –desde docentes que no pueden seguir en la profesión por impagos de sus préstamos, a profesionales experimentados que no pueden jubilarse por ser incapaces de reembolsar los préstamos de sus hijos. Esta crisis nos afecta a todos”.

¡Actuar ya!

Weingarten mantiene que la Secretaria de Educación, Betsy DeVos, está capacitada para exigir a compañías como Navient que ayuden a las personas aportando información detallada sobre el PSLF. La presidenta de AFT pide a sindicalistas y ciudadanos interesados a actuar enviando a DeVos una carta describiendo su frustración respecto a las empresas que administran préstamos estudiantiles.