• Página principal
  • News
  • Zimbabue: los/las docentes van a la huelga por la situación salarial a medida que se agrava la crisis monetaria

Zimbabue: los/las docentes van a la huelga por la situación salarial a medida que se agrava la crisis monetaria

Como no se alcanzó un acuerdo en el curso de las conversaciones con el Gobierno, los/las docentes zimbabuenses han ido a la huelga con el objetivo de presionar a su Gobierno para que pague sus salarios en dólares estadounidenses.

Los/las trabajadores/as, incluidos los/las educadores/as, se ven afectados por el hundimiento del sistema financiero nacional

La escasez de efectivo ha sumido el sistema financiero de Zimbabue en el caos, lo cual podría crear malestar social y socava los esfuerzos realizados por el presidente Emmerson Mnangagwa para atraer a inversores extranjeros. Como no se dispone de suficiente efectivo para apoyar los fondos acreditados en las cuentas bancarias, el valor del dinero electrónico se ha desplomado. Esto ha provocado que las empresas y los/las funcionarios/as exijan que las transferencias se efectúen en dólares que puedan retirar. 

La Zimbabwe Teachers’ Association (ZIMTA), una afiliada de la International de la Educación, dijo que sus afiliados/as van a ir a la huelga porque la espiral de inflación no les permite comprar productos básicos ni combustible, que son escasos; Zimbabue sufre una grave escasez de combustible, lo cual obliga a los/las conductores/as a hacer cola durante horas.

El presidente de la ZIMTA, Richard Gundani, explicó que, aunque los sindicatos del sector público y el ministro de Trabajo en funciones, July Moyo, se reunieron el 7 de enero (la mayoría de los/las docentes  está empleada por el Gobierno), el Gobierno no presentó soluciones viables. El único acuerdo que se alcanzó en la reunión fue reanudar las conversaciones. Los/las docentes no van a trabajar desde el 8 de enero.

Hizo hincapié en que “todos los sindicatos coincidieron en que los/las trabajadores/as están afectados y han ofrecido pruebas suficientes de que no pueden trabajar” e insistió en que la ZIMTA había dado al Gobierno un preaviso de 14 días de su intención de ir a la huelga.

Según el secretario general de la ZIMTA, Tapson Nganunu Sibanda, “tras meses de prolongadas negociaciones y discusiones con el Gobierno, que no han dado lugar a ningún beneficio para los/las docentes zimbabuenses mal remunerados, los sindicatos de Zimbabue, y la ZIMTA en particular, han declarado la imposibilidad de trabajar y que los/las docentes no podrán cumplir sus funciones docentes habituales con la misma regularidad que anteriormente a partir del martes 8 de enero de 2019”.

ZIMTA: siguen empeorando las condiciones de vida de los/las docentes y la calidad de la educación

Sibanda subrayó que una gran mayoría de los/las docentes de Zimbabue ha respondido a este llamamiento y no ha ido a trabajar.

Entre las peticiones presentadas por los sindicatos al Gobierno cabe destacar:

  • El pago a los/las docentes en moneda extranjera, o salarios equivalentes vinculados a bonos, debido al hecho de que la moneda de Zimbabue, conocida como el bono, se deprecia casi a diario. El bono es la moneda local que se considera oficialmente equivalente al dólar estadounidense, pero actualmente ha perdido su valor.
  • Restauración de las bonificaciones y las prestaciones de los/las docentes suprimidas en 2018.

La Internacional de la Educación se solidariza con la ZIMTA y los/las educadores/as zimbabuenses que quieren presionar a su Gobierno para que actúe rápidamente y mejore las condiciones de servicio de los/las docentes.

“Si no lo hace los/las docentes se verán abocados a la pobreza extrema y se deteriorará aún más la calidad de la enseñanza y el aprendizaje en las escuelas zimbabuenses”, advirtió Sibanda.

PTUZ: es necesario un aumento salarial adecuado y rápido 

Según indica el secretario general del Progressive Teachers Union Zimbabwe (PTUZ), Raymond Majongwe, el 7 de enero “presentamos nuestras peticiones al Gobierno, que incluyen el pago de nuestros salarios en dólares estadounidenses y el ajuste de nuestros salarios para reflejar las nuevas realidades económicas”.

Asimismo, lamentó que “en lugar de abordar nuestras inquietudes, el Gobierno no ofreciera nada aparte de una nueva reunión próximamente para hablar del ajuste. La vieja historia del Gobierno de que no puede pagar en dólares y de que está aplicando medidas de austeridad en beneficio de las futuras generaciones no alivia nuestras preocupaciones más urgentes que nos llevan a la incapacidad de trabajar".

Comenta que, por otra parte, los/las afiliados/as del PTUZ fueron a trabajar el 8 de enero, pero que solo trabajarán dos días a la semana.

“Si el Gobierno no ofrece un aumento salarial adecuado y rápido antes de que finalice el período de preaviso de 14 días, los 16 sindicatos y asociaciones de funcionarios/as han determinado convocar una huelga general", continuó.

Majongwe concluyó felicitando a los sindicatos por la unidad demostrada antes y durante la reunión con el Gobierno de  Zimbabue y esperaba que “nuestros/as afiliados/as muestren la misma unidad”.