• Página principal
  • News
  • Francia: los sindicatos se oponen firmemente al encarecimiento de las matrículas del alumnado extranjero

Francia: los sindicatos se oponen firmemente al encarecimiento de las matrículas del alumnado extranjero

Los sindicatos de la educación franceses adoptan medidas contra el incremento en los gastos de matriculación del alumnado de países no miembros de la Unión Europea.

El 19 de noviembre de 2018, el primer ministro francés anunció que los gastos de matriculación del alumnado procedente de países no miembros de la Unión Europea aumentarían considerablemente a partir del curso escolar 2019: 2770 € para el grado (en lugar de 170 €) y 3770 € para el máster y el doctorado (en lugar de 243 € y 380 € respectivamente). 

Los sindicatos franceses, muchos de ellos afiliados a la Internacional de la Educación (IE) o a confederaciones sindicales afiliadas a la IE, rechazan firmemente este proyecto y han instado al gobierno a que lo retire.  

 

Llamamiento intersindical del 18 de enero 

 

En un llamamiento intersindical difundido el 18 de enero, los sindicatos pidieron movilizaciones a partir del 22 de enero y hasta la retirada del proyecto para conseguir que se anule este incremento en las matrículas del alumnado extranjero extracomunitario. 

 

Los sindicatos sostienen que «este incremento provocará dificultades económicas entre el alumnado extranjero en situación más precaria y muchos de ellos tendrán que renunciar a su proyecto de estudios en Francia. Las consecuencias, para nuestras formaciones y nuestros laboratorios de investigación, serían desastrosas». 

 

Además, consideran este aumento en los gastos de matriculación como «un ataque a los valores humanistas y universalistas de la universidad francesa» y «a la investigación pública, que acoge a un tercio de los doctorandos y doctorandas de origen extracomunitario». 

 

Las organizaciones firmantes sostienen que «la acogida de este alumnado contribuye a la producción científica de nuestros laboratorios y enriquece nuestros intercambios internacionales».  

Por otro lado, temen que «esta medida derive en un incremento generalizado de las matrículas para todos los estudiantes de Francia», y «defienden un modelo de universidad gratuita, abierta a todos y todas, sin diferencias de nacionalidad u origen geográfico». 

 

Por último, las organizaciones sindicales firmantes piden apoyo y participación en todas las iniciativas de movilización sindical nacionales y locales hasta que se retire este proyecto. 

 

Petición en defensa de la igualdad entre estudiantes 

 

Una petición que la IE anima a firmar y que ya ha recibido más de 310 000 firmas.  

 

La IE lamenta profundamente este ataque a las universidades como espacios cosmopolitas que acogen personas de todo el mundo, que promueven la inclusión, la democracia y la igualdad de derechos. 

 

Si tenemos en cuenta que la «calidad» depende del precio, por un lado, y el principio de gratuidad de la enseñanza pública, por otro, es evidente que el gobierno francés está introduciendo una discriminación económica, social y geográfica que pone en peligro la educación y abre las puertas a su total mercantilización. Este encarecimiento afectará enormemente a las universidades y los laboratorios de investigación, ya que la mayor parte del alumnado extranjero (1 de cada 3 doctorandos) llega a Francia desde países no miembros de la UE. El número de estudiantes, y por tanto su contribución al conocimiento y a la cooperación internacional, disminuirá considerablemente.  

 

La mayor preocupación de la IE y de los sindicatos franceses es que este proyecto sea el preludio de un incremento en los gastos de matriculación para todo el conjunto estudiantil, con el objetivo de reducir la financiación pública de la enseñanza superior y de transformarla en un mero producto comercial que deberá competir con otros en el mercado.