• Página principal
  • News
  • Líderes sindicales europeos de la educación se solidarizan con sus colegas neerlandeses

Líderes sindicales europeos de la educación se solidarizan con sus colegas neerlandeses

El Comité Sindical Europeo de la Educación, región europea de la Internacional de la Educación, ha pedido a las autoridades públicas de los Países Bajos que garanticen condiciones de trabajo y salarios decentes a los educadores.

“Una financiación pública significativa de la educación constituye una piedra angular de la profesión docente. En el marco de nuestra campaña ‘Construyendo el Futuro de Europa con los Docentes’, reclamamos una inversión pública sostenible y apoyo a los docentes, académicos y otro personal educativo, para garantizar una educación de calidad para todos, hacer atractiva la profesión docente y mejorar el estatus de los docentes en la sociedad”, aseveran los miembros del Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), en una carta fechada el 14 de marzo, en apoyo a sus colegas neerlandeses de la Algemene Onderwijsbond (AOb).

Los dirigentes sindicales europeos declaran su apoyo a la AOb “en su demanda al Gobierno de los Países Bajos para que se incremente sustancialmente la financiación pública de la educación, y más específicamente:

• eliminar la brecha salarial entre la educación primaria y la secundaria;

• reducir el horario en la educación secundaria a 20 horas lectivas semanales;

• mejorar la situación salarial de los docentes en formación profesional y educación superior;

• brindar perspectivas profesionales a los docentes y el personal educativo;

• revocar los recortes previstos en los presupuestos universitarios”.

La CSEE indicó que, junto con la AOb, “instamos al Gobierno de los Países Bajos a que se garanticen condiciones de trabajo y salarios decentes a los docentes, académicos y otro personal educativo, con objeto de hacer que la profesión docente resulte más atractiva, en beneficio de la generación presente y las venideras”.

Haciéndose eco de los argumentos de AOb para “salvaguardar la educación como un elemento vital para el futuro de los Países Bajos”, el CSEE afirmó su “firme apoyo” a la semana de campaña –11-15 de marzo– convocada por el sindicato neerlandés de la educación, que culminará con una huelga nacional.