¡NOS FALTA UN MAESTRO!

Hoy, 12 años después del asesinato del trabajador de la educación de la provincia de Neuquén Carlos Fuentealba, recordamos y seguimos luchando porque haya Justicia Completa.

El 4 de abril de 2007 Carlos Fuentealba muere asesinado por la brutal represión desatada sobre los docentes cumpliendo órdenes directas de Jorge Omar Sobisch, gobernador de la provincia. El autor material de este crimen está condenado y purga prisión perpetua. Pero el autor intelectual y responsable directo de la represión desatada sobre los docentes sigue aún libre, junto con otros quince funcionarios y policías provinciales que llevaron a cabo sus órdenes..

En diciembre de 2016 el Tribunal Superior de Justicia de Neuquén dictó la absolución de Sobisch y sus quince funcionarios y condenó a Dario Poblete. En febrero de 2017 la Internacional de la Educación decidió acompañar la presentación judicial de su afiliada en la Argentina, CTERA y su sindicato de la provincia de Neuquén, ATEN. La organización docente quería obtener justicia completa, acompañando el reclamo de la compañera de Carlos Fuentealba, Sandra Rodríguez.

La Internacional de la Educación hizo bien en apoyar el reclamo judicial de la CTERA, de ATEN y de Sandra Rodríguez.

El día 7 de marzo la Corte Suprema de Justicia de la República Argentina fallo que el asesinato de Carlos fue una clara violación a los Derechos Humanos y como tal debía ser investigado, por lo que la sentencia del Tribunal Superior de la Provincia de Neuquén queda anulado y se debe investigar a fondo y se deben juzgar todas las responsabilidades.

La Internacional de la Educación seguirá apoyando este y cada uno de los reclamos de sus organizaciones afiliadas frente a las persecuciones, amenazas y asesinatos de nuestros compañeros y compañeras trabajadores de la educación.

Carlos Fuentealba, ¡PRESENTE!