Los jóvenes docentes sindicalistas de Senegal y Costa de Marfil se movilizan en favor de una educación de calidad y sindicatos eficaces

Los jóvenes docentes sindicalistas de Senegal y Costa de Marfil se han reunido para intercambiar y ampliar sus conocimientos sobre numerosos temas relacionados con el logro de una educación de calidad para todos en sus países.

Un taller financiado por la Fundación Friedrich Ebert (FES) ha reunido a 24 participantes procedentes de Senegal y Costa de Marfil entre el 1 y el 4 de abril en Abidjan (Costa de Marfil) para la segunda fase (2018-2020) del Programa «Young teachers for quality education and effective unions» (Jóvenes docentes para una educación de calidad y sindicatos eficaces).  

 

Reforzar la unidad sindical, la sindicación y la implicación de los jóvenes activistas en los sindicatos 

 

Este programa pretende reforzar la sindicación, la unidad sindical y la implicación de la juventud militante en la dirección sindical. Desde 2015, la FES ha permitido que la Internacional de la Educación (IE) organice talleres para jóvenes activistas de varios países del África francófona 

En estos dos países, la IE cuenta con seis sindicatos miembros y dos estructuras suprasindicales nacionales que unen a sus miembros. Se trata de l’Union syndicale pour une éducation de qualité (USEQ) en Senegal y la Sección de la IE en Costa de Marfil (IESCI). 

 

Numerosos temas tratados  

 

Además de la unidad sindical, los participantes también debatieron los temas siguientes: 

- El género en la escuela y los sindicatos  

Los debates permitieron destacar la importancia del contexto cultural y social en la creación de estereotipos de género. 

- La repetición de cursos 

Un tema considerado como muy importante y que los participantes lamentan que no se aborde nunca o no se aborde más a menudo en los sindicatos. 

- La huelga 

Los jóvenes docentes sindicalistas debatieron los inconvenientes que puede conllevar una huelga y se preguntaron si podrían utilizarse otras armas para obtener resultados. Plantearon los daños colaterales que puede provocar una huelga y que deben gestionarse en términos de imagen con respecto del público general, los padres y las comunidades.  

- La sindicación 

Un juego de rol, en el que un participante desempeñaba el papel de un militante a favor de la afiliación sindical y otro en contra, permitió a los participantes desarrollar sus competencias en materia de sindicación.  

- La comunicación sindical 

Los participantes editaron folletos y mensajes relacionados con el uso de las redes sociales. 

- La privatización 

Los jóvenes docentes activistas se centraron en la situación en las escuelas privadas.  

 

Señalaron que los estudiantes se comportan de manera diferente en la educación privada y son menos respetuosos que los estudiantes del sector público. De hecho, como sus padres pagan por su educación, creen que pueden tener un mal comportamiento con el profesorado.  

 

Además, los maestros responden más a las preguntas de los alumnos en el sector privado porque temen que los padres se quejen y porque pueden prestar una atención más individualizada a los alumnos, ya que son menos numerosos que en las escuelas públicas. La relación triangular entre padres, directores de las escuelas y docentes es muy diferente en el sector público y en el privado. Además, en el sector privado, esta relación está marcada por la sumisión del personal docente. 

Todos los jóvenes estaban de acuerdo en que el sector privado conduce a la discriminación, que los más pobres se enfrentan a obstáculos en el acceso a una educación de calidad y que el personal docente está menos formado en el sector privado. 

 

Entre los eslóganes propuestos por los jóvenes militantes figuran: «La privatización y la mercantilización favorecen la destrucción de la escuela pública en beneficio de la escuela privada», «La privatización favorece las desigualdades de acceso a la educación porque no garantiza la educación para todos», «La privatización da prioridad a la educación para los ricos», «La escuela pública garantiza una educación para todos sin discriminación», «La escuela privada empobrece a los padres», «Es responsabilidad del Estado financiar la escuela pública gratuita y accesible para todos», «Sindicatos, docentes y padres de alumnos: juntos por una educación de calidad, accesible y gratuita» y «Padres, ustedes pagan por la educación de sus hijos pero, ¿están seguros de que reciben una educación de calidad?». 

 

Por último, los jóvenes militantes participaron en el lanzamiento de la campaña de Respuesta Mundial de la IE a la Privatización y la Comercialización de y en la educación en Costa de Marfil, una gran oportunidad para ver la acción sindical basada en la investigación y respaldada por una amplia cobertura mediática.