Uniendo fuerzas para cambiar el mundo

El ganador del Premio Nobel de la Paz, Kailash Satyarthi, generó esperanzas de cambio entre los delegados del Congreso Mundial de la IE con un discurso motivador sobre el liderazgo, el cambio y la justicia.

Kailash Satyarthi, un aliado de los educadores ampliamente conocido por los delegados presentes en el Congreso Mundial de la IE en Bangkok, comenzó su discurso ante el Congreso con una metáfora. “Esta sala está llena de fuego y de luz, porque ustedes simbolizan las chispas y la pasión”, dijo de los 1.400 docentes y educadores que llenaban la sala.

Satyarthi recibió el Premio Nobel de la Paz en 2014 por su labor contra el trabajo infantil y ha apoyado a la IE y la lucha por el acceso a una educación de calidad durante décadas.

Al referirse al tema del Congreso de la IE “Los educadores y sus sindicatos asumen el liderazgo”, Satyarthi dijo que esta acción era oportuna y crucial, dados los actuales “tiempos oscuros” en los que los derechos de los niños, los derechos de los educadores, las democracias y el clima estaban en peligro debido a los conflictos y la codicia.

La desigualdad está aumentando

Satyarthi compartió cifras sorprendentes que ponen de manifiesto el aumento “inaceptable” de la desigualdad: 428 millones de niños menores de 10 años viven en la pobreza multidimensional; de los 1.300 millones de personas en todo el mundo que viven en esta condición, más de la mitad son menores de 18 años. “Los niños son los más castigados por la desigualdad en todas partes”, afirmó.

Lamentó que la situación mundial no permita vislumbrar un resultado positivo con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible adoptados en 2015, especialmente en lo que se refiere al objetivo de lograr una educación de calidad y gratuita para todos. Se prevé que una cuarta parte de los adolescentes no estarán escolarizados de aquí a 2030 y el mundo necesita 69 millones más de docentes cualificados. La falta de voluntad política y el impulso que se está dando a la privatización de la educación están obstaculizando el progreso y la justicia, declaró.

Asumamos juntos el liderazgo

Satyarthi elogió a los sindicatos y su lucha por una mayor justicia y equidad, y destacó la importancia de trabajar juntos con otros movimientos sociales con el fin de “difundir la compasión” en el mundo. Su propia iniciativa es recoger firmas para apoyar a los niños a través de la campaña “100 millones”, que cuenta con la IE y otros movimientos como sólidos aliados.

Al finalizar su discurso, los delegados, que apreciaron su llamamiento a la acción, dedicaron a Satyarthi una gran ovación: “No se puede esperar que aparezca un héroe. Usted es ese héroe. Usted es ese cambio. Ustedes son los líderes”.