• Página principal
  • News
  • La IE pide a los ministros de trabajo y empleo de los países del G20 que vuelvan a centrarse en la educación

La IE pide a los ministros de trabajo y empleo de los países del G20 que vuelvan a centrarse en la educación

Los líderes de la Internacional de la Educación que asistieron a la reunión de ministros de trabajo y empleo del G20 recordaron a estos dirigentes que la educación tiene que incluirse en todas las estrategias significativas a largo plazo que pretendan solucionar nuestros retos comunes.

Susan Hopgood, Presidenta de la Internacional de la Educación (IE), y David Edwards, Secretario General de la IE, asistirán a la reunión del Labour 20 (L20) en Japón. Convocada por la Confederación Sindical Internacional y el Comité Consultivo Sindical (TUAC) de la OCDE, Labour 20 representa los intereses de los trabajadores en el ámbito del G20 y reúne a sindicatos de los estados del G20 y federaciones sindicales globales. 

 

A pesar de que en la reunión del Labour 20 de 2018 en Mendoza se lanzó el primer grupo de trabajo de Education 20 y se destacó la importancia de invertir en una educación continua de calidad, esta prioridad brilla por su ausencia en la agenda de este año. En una entrada de blog publicada a pocos días de la reunión, David Edwards recordó a los líderes que el cambio climático, las transiciones justas y el futuro del trabajo dependen en gran medida de la educación. «Resulta lamentable que el G20 no vaya a reconocer la necesidad básica de un sistema de educación pública de calidad y equitativo que desarrolle al estudiante en su conjunto y durante toda su vida», escribió el Secretario General de la IE. Además, añadió que «estamos en una situación en la que sabemos qué funciona pero ignoramos los hechos. La OCDE ha señalado con firmeza que la educación es fundamental para un futuro sostenible, pero los países del G20 siguen reduciendo la inversión y fomentando soluciones de privatización que han demostrado no funcionar».

Edwards pidió una mayor cooperación transnacional con el objetivo común de desarrollar el pensamiento crítico de los estudiantes y ofrecer oportunidades de aprendizaje continuo para construir un futuro que nos beneficie a todos y a nuestro planeta.  

 

En Japón, Susan Hopgood presidió un seminario en el que puso sobre la mesa el punto de vista de los educadores y las educadoras. La Presidenta de la IE, que fue la primera en participar en la sesión titulada «Una base para la protección laboral: derechos fundamentales, horario de trabajo, salarios y salud y seguridad laboral», destacó la existencia de demasiados trabajadores y trabajadoras atrapados en empleos precarios, incluido el sector educativo, en el que numerosos docentes, personal universitario y otro personal de apoyo educativo tienen contratos de corta duración o temporales. Hopgood avisó de que «la protección de los derechos puede que exista por escrito, pero la ausencia de contratos de empleo de larga duración permite que [los trabajadores] sean vulnerables a los abusos». Además, la búsqueda de flexibilidad ha minado las leyes de protección y la negociación colectiva. «Ha contribuido a crear una clase trabajadora pobre cada vez más numerosa y ha aumentado la desigualdad». En términos de salud y seguridad laboral, Hopgood explicó que siguen existiendo numerosas amenazas y que el cambio climático es un hecho inminente en todo el mundo. En medio de una individualización de corte político que domina nuestras vidas, Hopgood invitó a los asistentes a debatir sobre formas humanistas de organizar el futuro del trabajo que «aumenten la solidaridad en lugar de socavarla, que reduzcan el aislamiento y fomenten la cooperación que reforzará en vez de erosionar la democracia, incluida la democracia industrial». 

 

La Internacional de la Educación seguirá defendiendo los sistemas educativos públicos de calidad en los países del G20 y en todo el mundo, así como un futuro mejor para los trabajadores con una garantía de formación continua.