Resolución sobre: UNA ACCIÓN SOSTENIDA CONTRA EL TRABAJO INFANTIL BASADA EN LA LUCHA CONTRA EL ABANDONO ESCOLAR Y LAS ACCIONES EN PRO DE UNA EDUCACIÓN INCLUSIVA PARA TODOS

El 8° Congreso Mundial de la Internacional de la Educación (IE) reunido en Bangkok, Tailandia, del 21 al 26 de julio de 2019:

 

Recuerda

(1) La Resolución sobre el trabajo infantil adoptada por el Congreso en 2015;

(2) Los derechos fundamentales de los niños, especialmente el derecho a la educación, y los derechos fundamentales de los adultos, incluyendo el derecho a un trabajo digno;

Celebra

(3) El progreso realizado hacia una Educación para Todos y Todas, tal y como describen los Informes de Seguimiento de la Educación en el Mundo;

(4) La adopción de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por parte de 193 países miembro de la ONU en septiembre de 2015, que incluyen importantes objetivos educativos (4) y relativos al trabajo infantil (8.7);

(5) Los logros en la reducción del trabajo infantil, según las Estimaciones mundiales de la OIT sobre trabajo infantil, Resultados y Tendencias, 2012-2016, Ginebra 2017;

(6) El hecho de que las Estimaciones mundiales de la OIT 2016 aborden por primera vez la relación entre la educación y el trabajo infantil;

(7) La Declaración de Buenos Aires, adoptada en noviembre de 2017 por representantes gubernamentales, empleadores y organizaciones de trabajadores, organizaciones internacionales y regionales y organizaciones de la sociedad civil de más de 100 países. En ella se enfatiza el papel esencial que deben desempeñar empleadores y organizaciones de trabajadores, mediante el diálogo social, para erradicar el trabajo infantil y forzado y promover un trabajo digno para todos, especialmente mujeres y jóvenes;

(8) Las conclusiones de la investigación IE/AOb 2018/2019 relativas al impacto del trabajo de los sindicatos de la educación sobre el abandono escolar y el trabajo infantil arrojan resultados claramente positivos y sostenidos, no solo para los niños y sus familias, sino también para los docentes, en el ámbito del desarrollo profesional, y para los sindicatos, que han experimentado un aumento de miembros y han mejorado su posición y visibilidad a raíz de esta participación;

(9) El trabajo perseverante de los sindicatos de la educación en favor de una educación pública de calidad y de la inclusión de todos los niños (incluyendo su papel en iniciativas nuevas, a menudo en colaboración con otras organizaciones de la sociedad civil) está obteniendo resultados positivos, sobre todo para la educación de las niñas y la reducción de matrimonios y embarazos precoces;

Sin embargo, observa

(10) Que tanto el progreso hacia el ODS 4, relativo a una educación inclusiva y de calidad para todos, como la reducción del trabajo infantil avanzan con lentitud, y que este último se ha ralentizado claramente en los últimos años;

(11) Que la mayoría de los gobiernos donantes siguen sin contribuir económicamente a la educación dentro de la cooperación al desarrollo;

(12) Que las inversiones en educación a nivel nacional siguen siendo muy bajas en muchos países;

(13) Que muchos gobiernos siguen sin aplicar las leyes vigentes ni las convenciones o normativas (internacionales) sobre educación y trabajo infantil, ni imponen las sanciones correspondientes a los infractores;

(14) Que la migración (obligada), los conflictos y los desastres naturales siguen impidiendo a los niños ir a la escuela, empujándoles hacia el trabajo infantil;

(15) Que la privatización y comercialización constantes de la educación menoscaba el acceso y la calidad de la educación;

También constata

(16) Tendencias en distintos puntos del mundo que defienden, aceptan o legalizan el trabajo infantil, y organizan a los niños en sindicatos;

(17) Una falta de entendimiento o compresión de lo que es realmente el trabajo infantil (según la definición de la OIT), además de cierta confusión con la terminología relativa al trabajo infantil (“trabajo infantil”, “peores formas del trabajo infantil”, “el trabajo de los niños”, “trabajo ligero”, “trabajo adecuado a la edad”);

Toma en consideración

(18) Que la educación inclusiva de calidad para todos es la clave para erradicar el trabajo infantil, y que los sindicatos de la educación pueden desempeñar un papel crucial para alcanzar este objetivo.

El Congreso decide que la Internacional de la Educación

(19) Continuará su lucha contra el abandono escolar y el trabajo infantil desde la perspectiva de la educación;

(20) Seguirá colaborando con la OIT y participará en las futuras Conferencias mundiales sobre la erradicación del trabajo infantil;

(21) Seguirá colaborando con actores relevantes y buscando nuevas asociaciones;

(22) Continuará buscando financiación para apoyar a los sindicatos de la educación en su lucha por una educación inclusiva de calidad y contra el trabajo infantil;

(23) Facilitará el intercambio de prácticas relevantes y éxitos entre los sindicatos y sus socios;

(24) Continuará promoviendo y, en la medida de lo posible, intensificando los programas con enfoques por áreas/zonas libres de trabajo infantil.

(25) Promoverá un mejor entendimiento sobre qué es trabajo infantil, y qué no.

El Congreso llama a las organizaciones miembro a

(26) Seguir promoviendo la educación de calidad pública e inclusiva como la mejor manera de erradicar el trabajo infantil;

(27) Promover un mejor entendimiento sobre qué es trabajo infantil, y qué no lo es.

(28) Buscar la cooperación de otros sindicatos educativos y del sector y de organizaciones afines de la sociedad civil a nivel nacional e internacional para defender la implementación y la aplicación real de la legislación nacional y las convenciones internacionales sobre trabajo infantil; y apoyar proyectos e iniciativas contra el trabajo infantil;

(29) Alentar e implementar los intercambios Sur-Sur, en los que los sindicatos de la educación puedan proporcionar apoyo, asistencia y asesoramiento a los demás; compartir prácticas relevantes, desde las aulas hasta las acciones sindicales;

(30) Unirse a redes y grupos de presión a fin de presionar a los empleadores y a las empresas que siguen empleando a niños, privándoles de sus derechos fundamentales.

Comparte esta página