Mali: Siete docentes secuestrados de su escuela por un grupo yihadista

La Internacional de la Educación (IE) condena el secuestro de siete docentes de su propia escuela en el norte de Mali este 25 de octubre. Los siete profesores varones de Korientze, una comunidad rural situada a 105 km de la ciudad de Mopti, fueron secuestrados durante la clase por un grupo yihadista.

Los yihadistas quemaron libros y material escolar frente a unoalumnos aterrorizados y la comunidad que se había reunido en la escuela, en un claro intento de desincentivar la educación en la región. Actualmente se desconoce el paradero de los siete maestros: Sekou Bah, Ali Guindo, Aboubacar Sidiki Keita, Alassane Koulogan, Ibrahim MahamadouMoussa Ombotimbe y Amplima Togo. Las profesoras de la escuela no fueron secuestradas por los terroristas. 

 

Los profesores secuestrados son adeptos al Syndicat National de l'Education et de la Culture (SNEC), el afiliado de la IE en Mali. Las celebraciones del Día Mundial de los Docentes se llevaron a cabo el 19 de octubre en la ciudad de Mopti. 

 

La IE ha informado a la UNESCO y ha escrito a las autoridades de Malí para solicitarles que consulten con el afiliado a la IE, SNEC, con el fin de implementar medidas de protección que salvaguarden la enseñanza en todas las comunidades de Mali. Es fundamental que las autoridades locales encuentren una solución adecuada para los niños de la comunidad que fue atacada, a fin de que puedan continuar su educación en un entorno seguro. 

 

En el último Congreso de la IE se aprobó una resolución que destaca que "las escuelas se han convertido en objetivos específicos de ataques violentos en los cuales los alumnos y sus educadores son asesinados, lo que conduce al cierre de cientos de escuelas y al aumento del número de abandonos escolares". 

 

David Edwards, secretario general de la Internacional de la Educación, declaró: “Las escuelas deberían ser santuarios donde los docentes y los niños puedan aprender en paz. La educación constituye un paso decisivo para romper el ciclo de crisis y reducir la probabilidad de conflictos. Los gobiernos deben actuar más para garantizar la protección del personal educativo en todo su país".