• Página principal
  • News
  • El asesor del Banco Mundial abre una investigación sobre la financiación de Bridge International Academies por parte de IFC

El asesor del Banco Mundial abre una investigación sobre la financiación de Bridge International Academies por parte de IFC

La Oficina del Ombudsman y Asesor en materia de observancia (CAO), el mecanismo de rendición de cuentas del Banco Mundial, ha publicado un informe en el que hace referencia a «preocupaciones importantes» con respecto de la inversión de la Corporación Financiera Internacional (IFC) en el proveedor de educación con fines de lucro Bridge International Academies y ha anunciado la apertura de una investigación.

Tras una reclamación presentada por miembros actuales y antiguos del personal de Bridge y padres de estudiantes de Bridge en Kenia, el informe de la CAO concluye que las alegaciones de impactos desfavorables para el personal docente, los padres y los alumnos; el perfil de riesgo de las escuelas debido a su número, su ubicación y sus métodos de construcción; y el estado de registro de las escuelas y el cumplimiento de los requisitos pertinentes en materia de salud y seguridad constituyen preocupaciones importantes que obligan a la apertura de una investigación.   

 

La evaluación de conformidad analizará la idoneidad de la debida diligencia y supervisión de IFC, en particular para determinar si esta ha adoptado medidas suficientes para asegurarse de que Bridge respeta la legislación y las normas nacionales, los requisitos de IFC en materia de transparencia y participación comunitaria, los derechos laborales y las normas de salud y seguridad. La evaluación debería finalizar en 2020.   

 

Hasta la fecha, IFC ha invertido 13,5 millones de dólares en la empresa matriz de Bridge, NewGlobe Schools Inc. A pesar de haber sido alertada con pruebas de las malas prácticas de la empresa después de su inversión inicial en 2014, IFC volvió a invertir en la empresa en 2016.   

 

Los estudios de la Internacional de la Educación sobre las Bridge International Academies han sido cruciales para denunciar las malas prácticas de Bridge. El estudio de Bridge en Kenia realizado por la IE en 2016 demostró que los servicios de Bridge eran de mala calidad, inaccesibles para los más pobres y desfavorecidos e inasequibles para la mayoría de las familias de las comunidades en las que la empresa está activa. Además, el estudio demostró que la gran mayoría de los docentes de Bridge no estaban cualificados.Un estudio realizado en 2016 sobre las escuelas de Bridge en Uganda reveló que el modelo de negocio estandarizado de «Academy-in-a-box» que utilizaba Bridge para reducir gastos implicaba una pérdida de calidad. Más recientemente, el trabajo de investigación What do we really know about Bridge International Academies (¿Qué sabemos realmente sobre Bridge International Academies?), realizado en 2019, analizó los datos disponibles sobre Bridge y concluyó que las pretensiones de la empresa de proporcionar una educación de calidad eran infundadas y que, de hecho, la empresa ofrecía una enseñanza de calidad mediocre y explotaba a las familias vulnerables.   

 

Para la IE, a pesar de que acogemos con satisfacción las medidas adoptadas para responsabilizar a IFC, esta investigación es insuficiente y llega demasiado tarde. A la luz de las pruebas irrefutables que han ido sucediéndose, la IE lleva años pidiendo a IFC y a otros donantes internacionales que dejen de invertir en Bridge (véanse, por ejemplo, los artículos publicados aquí y aquí). La IE hace un nuevo llamamiento a inversores como Pearson, DFID, Facebook, Microsoft y Omidyar Network para que dejen de financiar inmediatamente a Bridge y evalúen si se ha actuado con la debida diligencia a la hora de decidir invertir en la empresa.   

 

La IE también lleva años pidiendo al Banco Mundial que ponga fin a la financiación y la promoción de la privatización (véanse, por ejemplo, los artículos publicados aquíy aquí). Durante las reuniones anuales de IFC, hace apenas dos semanas, la IE reiteró este llamamiento. Sin embargo, el Banco Mundial sigue financiando a los proveedores privados de educación, promoviendo políticas de privatización y financiando asociaciones público-privadas en todo el mundo. Ya es hora de que el Banco Mundial deje de hacer caso omiso de las pruebas de los efectos nefastos de la privatización en la equidad, la calidad y el derecho a la educación.