• Página principal
  • News
  • Bolivia: dirigentes sindicales de todo el mundo condenan firmemente el golpe de Estado

Bolivia: dirigentes sindicales de todo el mundo condenan firmemente el golpe de Estado

El Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación ha denunciado la situación en Bolivia y “en nombre de sus 32 millones de afiliados/as, condena firme y unánimemente el golpe de Estado que tuvo lugar el 11 de noviembre”.

En la 55a reunión del Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación, celebrada del 18 al 21 de noviembre en Bruselas (Bélgica), dirigentes del movimiento sindical de docentes reiteraron claramente que su federación sindical internacional “promueve, defiende y lucha por la democracia”, como declara la Resolución sobre “La educación pública de calidad y los sindicatos libres son la piedra angular de la democracia”adoptada unánimemente en el 8o Congreso Mundial de la IE, celebrado en Bangkok (Tailandia) en julio de 2019.  

 

El Consejo Ejecutivo añadió que “la alteración de la voluntad del pueblocomo ocurre en el Estado Plurinacional de Bolivia, constituye un atentando contra la vida, el desarrollo y la libertad de los pueblos y las naciones, sobre todo cuando el origen son movimientos que se expresan de una forma xenófoba y racista que no solo altera el orden democráticosino que también impide el respeto de procesos constitucionales establecidos legítimamente. 

 

El Consejo Ejecutivo también destaca y lamenta profundamente que se estén alentando y fomentando cada vez más acciones autoritarias y totalitarias en todo el mundo, las cuales cuentan con la aprobación expresa de los gobiernos y los organismos internacionales, o el silencio ambiguo y cómplice de los gobiernos, que deciden ignorar la voluntad del pueblo.   

Por lo tanto, el Consejo Ejecutivo de la IE insta a sus organizaciones miembros a que hablen sin reservas y muestren solidaridad con la libertad de los pueblos, exijan que sus gobiernos elegidos legítimamente defiendan el libre ejercicio de la democracia, y planeen y promuevan acciones en defensa de la democracia, la soberanía y la independencia.    

 

Indignación en la región por este atentado contra la democracia  

El Comité Regional de la Internacional de la Educación para América Latina también había denunciado y condenado el golpe en Boliviaque obligó al presidente constitucional, Evo Morales Ayma, y a su vicepresidente, Álvaro García Linera, a dimitir. 

 

Los sindicalistas de América Latina declararon: “Rechazamos los actos de violencia y las expresiones racistas, fundamentalistas y misóginas que se han producido en los últimos días en Bolivia y abogamos por el respeto a la integridad física de Evo Morales, sus partidarios, los pueblos indígenas y líderes de movimientos sociales.  

 

Denunciaron vehementemente la actuación de las fuerzas policiales y militares, “cómplices de los sectores golpistas fundamentalistas, racistas y de extrema derecha”. Insisten en que las fuerzas del orden son responsables de forzar la dimisión del presidente legítimo de Bolivia, Evo Morales. Pidieron que se restituya rápidamente el orden constitucional y cese la violencia y rechazaron cualquier tipo de injerencia de intereses políticos o económicos extranjeros en Bolivia. 

 

Los sindicatos de docentes de la educación superior de la región de América Latina de la IE también condenaron el golpe y la persecución penal impulsada por los sectores que han subvertido el orden constitucional en Bolivia. 

 

Expresaron su solidaridad con el pueblo bolivianoel presidente Evo Morales Ayma y los/las líderes y miembros activos del movimiento de la sociedad civilvíctimas de la brutal agresión ejecutada por bandas armadas que están al servicio de una oligarquía racista que se venga de todos aquellos que osaron cuestionar sus privilegios históricos para construir un Estado democrático. 

 

Para elloseste atentado contra la democracia boliviana representa un ataque a todos los pueblos de América Latina y forma parte de la ofensiva reaccionaria contra gobiernos democráticos populares que en este siglo han intentado de diversas maneras lograr la igualdad y la justicia social. 

 

Estamos ante un nuevo golpe de Estado, en este caso perpetrado a través de la acción violenta de grupos fascistas armados que se oponen a los grandes avances realizados en los gobiernos de Evo Morales, señaló Hugo Yaskypresidente del Comité Regional de la Internacional de la Educación para América Latina. 

 

Considera que “no es casual que el golpe se produjera pocos días antes de que el recién elegido presidente de Argentina, Fernández, asumiera su cargoal mismo tiempo que el pueblo chileno se pone en pie y sigue protestando contra el aumento del coste de la vida, la privatización y la desigualdad que reinan en este paísen el momento en que se puso en libertad Luiz Inácio Lula da Silva en Brasil.