Día Internacional de la Alfabetización: educando para la paz y la igualdad

El 8 de septiembre, Día Internacional de la Alfabetización, la IE quiere subrayar la importancia de una formación de calidad del profesorado como medio para lograr la paz y la igualdad a través de la educación.

Asimismo, quiere hacer un llamamiento a todos los gobiernos para que cumplan con su compromiso de invertir en el desarrollo del profesorado y en una educación para todos/as.

Según las Naciones Unidas, 793 millones de adultos aún carecen de las herramientas básicas de alfabetización; dos tercios de estos adultos son mujeres. Alrededor de 67 millones de niños/as no van a la escuela primaria, mientras que 72 millones de adolescentes tampoco hacen uso de su derecho a la educación secundaria. Si esto continúa así, habrá más niños/as sin escolarizar para el 2015, que los que hay en la actualidad.

La educación de las niñas es particularmente sensible a los recortes presupuestarios y a las crisis económicas: cuando los ingresos familiares sufren con una crisis económica o cuando las tasas escolares, la falta de infraestructura y de apoyo hacen que el coste de la educación sea demasiado elevado, son ellas las primeras en ser sacadas de los colegios.

Fred van Leeuwen, Secretario General de la IE, ha condenado esta “situación inaceptable”,  añadiendo, “cientos de millones de personas son marginados y excluidos de gran parte de la participación social y económica porque les fueron, y les continúan siendo, denegados el derecho a la educación. Las cifras tan elevadas de niños/as y adolescentes no escolarizados muestra que los países continúan perpetuando una nueva generación de analfabetos”.

El Informe de Seguimiento de la Educación Para Todos (EPT) en el Mundo 2011 de la UNESCO muestra que para el año 2015 se necesitaran 1.9. millones de docentes más  para lograr una educación primaria universal. El informe también demuestra cómo los conflictos armados desvían unos recursos de ser invertidos productivamente en las aulas y en el profesorado, y son empleados en gastos militares destructivos, gastos que ascendieron en el 2009 a 1.5 millón de millones de dolares estadounidenses en todo el mundo. Si los países ricos transfiriesen el valor de tan sólo 6 días de gasto militar a la ayuda al desarrollo de una educación elemental, podrían conseguir la meta de escolarizar a todos los/las niños/as para el 2015.

Como respuesta a estos datos, el Sr. van Leeuwen comentó: “Los gobiernos tienen que cumplir urgentemente con su compromiso de invertir en profesorado y aulas. Tienen que permitir que los/las docentes se conviertan en agentes de paz e igualdad, promoviendo la tolerancia, la comprensión y el respeto por la diversidad. Tenemos que darnos cuenta de que el derecho a una educación de calidad es la herramienta más importante para la autonomía y el desarrollo, es vital para crear y mantener un diálogo entre las diferentes perspectivas y para resolver conflictos de forma justa y pacífica”.

Comparte esta página