• Página principal
  • News
  • Kenia: estampida mortal en una escuela pone de manifiesto el hacinamiento y la infraestructura deficiente

Kenia: estampida mortal en una escuela pone de manifiesto el hacinamiento y la infraestructura deficiente

El 3 de febrero, una estampida en la escuela primaria de Kakamega, en la región occidental de Kenia, dejó un saldo de 14 estudiantes muertos y 40 heridos graves. Los sindicatos de la educación de Kenia han reaccionado con indignación debido a los factores que dieron lugar a la tragedia. Los sindicatos condenaron la falta de implementación de las normas de seguridad existentes y abordaron el grave problema del hacinamiento en las escuelas del país.

Una tragedia nacional  
 
La estampida tuvo lugar cuando los estudiantes salían de la escuela. Aun cuando la causa del pánico no está clara, la suma estrechez de la escalera de la escuela desde el tercer piso empeoró gravemente la situación. Los estudiantes tropezaron y cayeron mientras intentaban salir corriendo, y muchos murieron por asfixia. También se señaló que algunos cayeron desde el tercer piso del edificio. 
 
Investigación 
 
Los organismos de seguridad están llevando a cabo una investigación, y la escuela estuvo cerrada hasta el 10 de febrero para permitir que los investigadores hicieran su trabajo. El vicepresidente de Kenia, William Ruto, y el ministro de Educación, George Magoha, fueron algunas de las autoridades que visitaron la escuela el 4 de febrero. 
 
Este incidente plantea interrogantes sobre la seguridad de los niños en las escuelas de Kenia. En septiembre del año pasado, ocho alumnos murieron y 69 resultaron heridos cuando un salón de clases se derrumbó en una escuela de enseñanza primaria en Nairobi. Uno de los problemas que se observaron en ese momento fue el hacinamiento en las escuelas debido a la creciente demanda de educación, especialmente desde que el Gobierno introdujo la educación primaria gratuita en 2003. Aun cuando es posible que el hacinamiento no haya sido uno de los factores que causaron esta última tragedia, sigue siendo un problema en muchas escuelas de Kenia. 
 
KNUT: se requiere una infraestructura escolar de calidad e inspecciones periódicas por parte de las autoridades  
 
Tragedias como la de Kakamega, “se han convertido en fenómenos comunes en las escuelas de Kenia, en gran parte debido al hacinamiento, a infraestructuras escolares mal construidas y el número inadecuado de personal de servicio de la institución”, aseguró Wilson Sossion, Secretario General del Kenya National Union of Teachers (KNUT) 
 
"Como sindicato, creemos en el principio de entornos de aprendizaje seguros y de calidad con infraestructuras certificadas por el Ministerio de Obras Públicas, el Ministerio de Salud Pública y el Ministerio de Educación Básica, de acuerdo con la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional de 2007, añadió Sossion. 
 
Sin embargo, las infraestructuras de muchas escuelas / universidades públicas y entornos de aprendizaje no han sido aprobados por los ministerios o instancias públicas. Además, existe una falta de inspección periódica por parte de la Dirección de Garantía y Normas de Calidad. Esta es una infracción grave de la ley y representa un riesgo para los alumnos. 
 
"Instamos al Ministerio de Educación a tomar medidas urgentes para poner fin a estos desastres en las escuelas”, concluyó Sossion. 
 
KUPPET: llamamiento a la acción ministerial 
 
El Consejo Ejecutivo Nacional del sindicato de docentes de enseñanza posprimaria, el Kenya Union of Post Primary Education Teachers (KUPPET), visitó la Escuela de enseñanza primaria de Kakamega el 5 de enero. El Consejo, encabezado por el Presidente nacional Omboko Milemba, el Secretario General Akelo Misori y el Tesorero nacional Wicks Mwethi Njenga, se reunieron con los administradores de la escuela, los funcionarios de seguridad locales y los padres para establecer la cadena de sucesos que dieron lugar a las desafortunadas muertes y para examinar de manera efectiva medidas preventivas. 
 
Desde la muerte de ocho alumnos después del derrumbe de un aula en Nairobi, en septiembre de 2019, el sindicato de la educación ha participado en iniciativas para mejorar la seguridad de los alumnos y docentes en las escuelas y para prevenir desastres como el que tuvo lugar en Kakamega. KUPPET está presionando para que se aplique estrictamente el Manual de Normas de Seguridad de 2008 para las escuelas en Kenia, que es el principal documento de política que rige la seguridad escolar en el país. 
 
Superpoblación enorme 
 
Los resultados de la investigación indican que el incumplimiento de las normas en materia de política de seguridad existentes ha dejado a las escuelas vulnerables a los riesgos básicos de seguridad. Estos datos fueron revelados por un estudio que KUPPET encargó sobre el estado de la seguridad escolar en Kenia en 2019. Se destacó la enorme superpoblación en las escuelas públicas, la reinscripción de los estudiantes sin tener en cuenta su seguridad y el desconocimiento por parte de los comités escolares de las normas de seguridad existentes. Las conclusiones del estudio fueron entregadas para su conocimiento al Secretario del Gabinete de Educación, profesor George Magoha. 
 
"¿Cuántos niños kenianos más deberán morir para que el Secretario del Gabinete cree un cuerpo de partes interesadas para revisar y armonizar todos los instrumentos de política y directrices relacionados con la seguridad y la gestión de desastres en el sector educativo?”, preguntó Misori. 
 
“Tras el desastre en Nairobi, hicimos un llamamiento urgente al ministro para que establezca un mecanismo coordinado operativo y de referencia para la sensibilización del público, la mejora de la capacidad y la respuesta durante incidentes de inseguridad y desastres en las escuelas. No se ha hecho nada". 
 
Dada la importancia capital que reviste la seguridad escolar, el sindicato escribirá al Secretario del Gabinete dándole 14 días para iniciar el diálogo con las partes interesadas sobre la seguridad escolar. Si no lo hace, KUPPET recurrirá a los tribunales para obligar al ministro a cumplir sus funciones constitucionales, concluyó el Secretario General de KUPPET. 
 
La Internacional de la Educación: condolencias y apoyo 
 
“Los educadores y educadoras de todo el mundo lloran las 14 jóvenes vidas trágicamente interrumpidas en la tragedia de la escuela primaria de Kakamega. Con el corazón encogido, nos unimos a nuestros compañeros y compañeras en Kenia para pedir escuelas seguras y la responsabilidad del Gobierno”, declaró David Edwards, Secretario General de Internacional de la Educación. 
 
La Internacional de la Educación insta a las autoridades públicas de Kenia a garantizar que todos los estudiantes, docentes y personal de apoyo educativo tengan un entorno de aprendizaje, enseñanza y trabajo seguro y de calidad en todo el país. 
 
Problemas persistentes en el sistema educativo de Kenia 
 
A medida que las autoridades del país muestran negligencia crónica en lo que se refiere a la seguridad escolar, también están promoviendo una campaña dirigida contra el Kenya National Union of Teachers (KNUT), uno de los sindicatos de la educación más grandes del país y afiliado de la Internacional de la Educación. Durante el año pasado, la Comisión de Servicio de Docentes ha hecho lo posible por forzar la disminución del número de educadores/as afiliados al KNUT e impuso medidas discriminatorias contra los miembros del KNUT, afectando a sus ingresos y oportunidades de promoción. 
 
La Internacional de la Educación se solidariza con el sindicato Kenya National Union of Teachers y el movimiento sindical de Kenia en su lucha por defender los valores de la democracia, el Estado de derecho y los derechos sindicales. La federación internacional de los sindicatos de la educación ha alentado a todas sus organizaciones miembros a apoyar al KNUT e insta a la Comisión de Servicio de Docentes y al Gobierno de Kenia a que dejen de acosar al sindicato de la educación, a sus líderes y miembros, y que respeten los derechos sindicales garantizados por las leyes nacionales y las normas internacionales.