• Página principal
  • News
  • Turquía: Los sindicalistas de la educación reclaman medidas inmediatas para rescatar a los migrantes en la frontera con Grecia

Turquía: Los sindicalistas de la educación reclaman medidas inmediatas para rescatar a los migrantes en la frontera con Grecia

El afiliado de la Internacional de la Educación en Turquía, Eğitim-Sen, está profundamente preocupado por las condiciones de vida de los migrantes que se hallan en la frontera con Grecia. Así pues, el sindicato exige que se tomen medidas urgentes, tal como la asistencia de los sindicatos, con el fin de ayudarlos.

El llamamiento a la acción de Eğitim-Sen para ayudar a los migrantes en la frontera turco-griega tiene lugar a raíz de una visita realizada por representantes sindicales a la zona el 6 de marzo. Como parte de una delegación formada por la Confederación Turca de Sindicatos de Funcionarios Públicos (KESK), el presidente de Eğitim Sen, Feray Aytekin Aydoğan, y el secretario general de educación y educación superior de Eğitim Sen, Özgür Bozdoğan, visitaron la ciudad turca de Edirne en una zona cercana a la frontera con Grecia.

Esta visita ofreció a la delegación la oportunidad de escuchar a los migrantes y evaluar sus condiciones de vida.

Difíciles condiciones

Los representantes de Eğitim-Sen reconocieron que no resultaba posible determinar el número exacto de migrantes en la frontera. Los migrantes esperan cruzar la frontera para entrar en los países de Europa Central. Resulta difícil calcular el número de migrantes debido a las restricciones y las prohibiciones impuestas por los administradores locales y por las fuerzas de seguridad.
Los migrantes se han agrupado principalmente en dos zonas en Edirne: la zona de la frontera entre Turquía y Grecia, y la estación de autobuses de la ciudad. Las familias que tienen niños pequeños pasan la noche en la estación de autobuses.

De acuerdo con los sindicalistas de la educación, las condiciones de vida de los migrantes son difíciles e insalubres. No se puede subestimar el número de migrantes, sobre todo niños, que necesitan atención médica. Carecen de agua corriente o de cualquier otra instalación sanitaria para las necesidades personales diarias. Los migrantes viven a la intemperie durante el día y la noche y, debido a las condiciones climáticas, esto puede dar lugar a problemas médicos.

Los representantes de Eğitim-Sen acogieron con satisfacción el hecho de que las necesidades nutricionales de los migrantes se vieran satisfechas gracias a los voluntarios. No obstante, pusieron de manifiesto que en ocasiones las autoridades locales o las fuerzas de seguridad impedían que llegara esta ayuda. Secciones locales de Eğitim Sen han asumido la responsabilidad de proporcionar y distribuir ayuda para los migrantes.

No ha resultado posible evaluar la situación directamente en la franja fronteriza, puesto que a nadie, ni siquiera a los medios de comunicación, se le ha permitido entrar en esa zona.
En lo referente al aspecto educativo, la mayoría de los niños que esperan para cruzar la frontera se encuentran en edad escolar.

Llamamiento a la solidaridad internacional de los sindicatos
Los dirigentes de Eğitim-Sen han formulado las siguientes recomendaciones:

  • Se deben tomar medidas para los migrantes, y los sindicatos deben tomar la iniciativa.
  • Las confederaciones sindicales turcas y griegas afiliadas a la Confederación Europea de Sindicatos, así como los sindicatos de educación afiliados al Comité Sindical Europeo de la Educación y a la Internacional de la Educación deben organizar rápidamente acciones para sensibilizar a la opinión pública sobre este tema.
  • Cualquier esfuerzo realizado debe centrarse en proporcionar los recursos necesarios a los migrantes, comenzando por los niños y las personas que requieren atención médica.
  • Los sindicatos turcos y griegos deben organizar conjuntamente un debate internacional en torno a las condiciones de vida de los migrantes.
  • Se debe instar a las organizaciones internacionales a que asuman la responsabilidad de prestar asistencia.
  • Las instalaciones públicas tanto en Turquía como en Grecia deben utilizarse como alojamiento para los migrantes.

"Nuestra visita a la zona fronteriza resultó necesaria, pues pensamos que debíamos observar las condiciones en que viven los inmigrantes. Efectivamente, sin observar, sin presenciar la verdadera historia, resulta imposible decidir qué hacer", declaró el secretario general de educación superior y educación de Eğitim Sen, Özgür Bozdoğan.

“Los inmigrantes y los refugiados son víctimas de las realidades políticas, las guerras, la pobreza y la desigual distribución de los recursos. Ser inmigrante o refugiado no es una elección, sino una identidad impuesta por la desesperación”, añadió Bozdogan, destacando que su sindicato cree firmemente en la solidaridad con los oprimidos. “Pensamos que no debemos olvidar que los inmigrantes y los refugiados poseen derechos, y que defender dichos derechos constituye un deber humanitario esencial para todos nosotros”.

Los sindicatos, especialmente en Turquía y Grecia, tienen la responsabilidad de tratar de encontrar soluciones para resolver el problema, prosiguió diciendo. Asimismo, Bozdogan instó al movimiento sindical internacional, debido a su naturaleza y principios subyacentes, a hacer lo que le corresponde rápidamente, “ya que crear conciencia, alertar a la opinión pública o ejercer presión sobre los políticos son algunas de las cosas que nosotros desde el movimiento sindical internacional podemos hacer fácilmente”.