• Página principal
  • News
  • Cooperación para el desarrollo: un enfoque sólido de las necesidades de los sindicatos tras la crisis del COVID-19

Cooperación para el desarrollo: un enfoque sólido de las necesidades de los sindicatos tras la crisis del COVID-19

La primera reunión en línea de la Red de Cooperación para el Desarrollo de la Internacional de la Educación ha permitido a los socios organizarse para satisfacer las necesidades actuales de los sindicatos de la educación gravemente afectados por la pandemia de COVID-19.

Una reunión virtual, un primer éxito

Alrededor de 30 participantes procedentes de 23 sindicatos y 16 países participaron el pasado 12 de mayo en la primera reunión virtual extraordinaria de la Red de Cooperación para el Desarrollo de la Internacional de la Educación.

Fue una manifestación concreta de la red de cooperación para el desarrollo. La reunión se organizó como un evento interactivo y la mitad del tiempo de reunión se reservó para las intervenciones de los participantes.

Comenzó con una presentación de las situaciones en las diferentes regiones: África, Asia, estructura interregional de los países árabes, América Latina, Caribe (Caribbean Union of Teachers).

Las presentaciones permitieron determinar las siguientes dificultades recurrentes relacionadas con la crisis del COVID-19:

  • La situación del personal docente: carga de trabajo y bienestar, presiones sobre las condiciones de trabajo, salarios, especialmente para el personal docente del sector privado y aquellos en situación laboral precaria.
  • La situación del alumnado: aumento de las desigualdades de género, entre ricos y pobres y entre ciudades y zonas remotas.
  • La privatización del sistema educativo: diferentes formas de privatización, algunas de ellas gratuitas... por el momento.
  • La presión sobre los presupuestos educativos debido al impacto económico.
  • Los problemas de comunicación en los sindicatos y las dificultades para mantenerse en contacto con los miembros.
  • La falta de consulta a los sindicatos y de diálogo social.
  • Presión sobre los derechos humanos.

Dimensión operacional de la red de cooperación para el desarrollo

A continuación, los participantes describieron la situación actual de los programas de cooperación. La mayoría de ellos están paralizados, y los socios de la cooperación para el desarrollo están dispuestos a tener en cuenta las necesidades de sus socios y a revisar los planes de acción de manera oportuna.

Han acordado ayudar a los sindicatos en dificultades, ya sea contribuyendo al Fondo de Solidaridad de la IE o adaptando los proyectos en curso o ya planificados, redistribuyendo su ayuda en función de las necesidades de los sindicatos socios.

Estas necesidades pueden ir desde la organización de campañas hasta el diseño, la impresión y la distribución de folletos, pasando por el suministro de ordenadores o la asistencia en la organización de formaciones sindicales.

Haldis Holst, Secretaria General Adjunta de la Internacional de la Educación, resumió todas las acciones de la Internacional de la Educación en materia de cooperación para el desarrollo y destacó que «la solidaridad ocupa un lugar prioritario en los valores de la Internacional de la Educación».

Reconoció que la crisis sanitaria de COVID-19, que está afectando a países de todo el mundo simultáneamente, es «una oportunidad para mostrar una solidaridad activa entre los miembros y para aprender unos de otros. También es una oportunidad para reflexionar de forma más activa sobre nuevas formas de trabajar juntos».

Holst indicó que la Internacional de la Educación coordinará esta solidaridad e insistió en que «se ha dado un gran paso adelante en la materialización y la dimensión operativa de la Red de Cooperación para el Desarrollo». En el futuro se celebrarán más reuniones de este tipo.

Llamamiento a contribuciones al Fondo de Solidaridad «Respuesta a la COVID-19»

La Internacional de la Educación ha hecho un llamamiento a sus organizaciones miembro para que sigan contribuyendo al Fondo de Solidaridad de Respuesta a la COVID-19. Además, los fondos recaudados tras el llamamiento de acción urgente del pasado 17 de abril se destinarán a atender las necesidades urgentes de los afiliados que se enfrentan a graves dificultades como consecuencia de la crisis.

Para esta ocasión se pondrá en marcha un nuevo mecanismo. La Internacional de la Educación y todos los sindicatos miembro de la red de cooperación para el desarrollo se mantendrán en estrecho contacto para responder colectivamente a todas las demandas de los sindicatos en dificultades.

La Internacional de la Educación enviará en breve un formulario a las afiliadas para que puedan informar de sus necesidades. Recibirán ayuda en función de dichas necesidades.