• Página principal
  • News
  • Malasia: El sindicato de la educación aborda las nuevas situaciones causadas por la crisis de la COVID-19

Malasia: El sindicato de la educación aborda las nuevas situaciones causadas por la crisis de la COVID-19

En Malasia, el Sarawak Teachers’ Union ha respondido a problemas como la enseñanza y el aprendizaje a distancia, la salud mental de los estudiantes, los exámenes y la desigualdad de género, todos resultantes del cierre de escuelas debido a la pandemia de la COVID-19.

Desde el 18 de marzo, el Gobierno federal de Malasia ha puesto en marcha una orden de control de movimiento (MCO, por sus siglas en inglés) como medida preventiva contra la propagación de la pandemia de la COVID-19 en el país. Tras varias prolongaciones, la MCO permanecerá vigente hasta el 9 de junio.

Como consecuencia de esta medida, se han cerrado todas las escuelas e instituciones académicas. La orden estipula que “todas las guarderías, las escuelas públicas y privadas, incluidos los internados, las escuelas internacionales, los centros de formación (las escuelas musulmanas en las zonas urbanas y rurales), así como las instituciones de enseñanza primaria, secundaria y preuniversitaria; las universidades públicas, privadas, y los centros de formación profesional también deben permanecer cerrados durante todo el período de duración de la MCO”.

Pasar a la enseñanza y al aprendizaje a distancia

El primer ministro ha ordenado al Ministerio de Educación que lleve a cabo iniciativas de aprendizaje en el hogar mientras se mantenga la MCO con el fin de garantizar la atención a la educación infantil.

Asimismo, el Ministerio de Educación ha emitido pautas de enseñanza y aprendizaje para llevar a cabo la MCO, así como el programa de aprendizaje MPE-DL, que proporciona un enlace a plataformas de aprendizaje específicas, tales como Google Classroom y Microsoft Teams. De hecho, Malasia se ha convertido en el segundo país más grande que utiliza Google Classroom para la enseñanza en línea durante el período de la MCO.

Preocupaciones sobre el aprendizaje en línea

No obstante, el Sarawak Teachers’ Union (STU) ha puesto de manifiesto los problemas y las limitaciones a los que se enfrentan los docentes y los estudiantes con respecto a los métodos de enseñanza y aprendizaje en línea, tales como:

  • Un acceso restringido a Internet en las zonas rurales. Los estudiantes no disponen de datos en línea para recibir información por parte de los docentes. En algunas regiones de Sarawak, la conexión a Internet es muy deficiente.
  • La falta de dispositivos electrónicos. El Ministerio de Educación llevó a cabo un estudio, con 670 000 padres y aproximadamente 900 000 estudiantes, que reveló que la posesión de dispositivos electrónicos que permiten que la enseñanza y el aprendizaje se realicen en el hogar era bastante reducida. La investigación demostró que solo el 6 por ciento de los estudiantes cuenta con ordenadores personales, el 5,76 por ciento tiene tabletas, el 9 por ciento dispone de ordenadores portátiles y el 46 por ciento posee teléfonos inteligentes.
  • Los docentes están mal equipados para el paso al aprendizaje a distancia. Carecen de las habilidades, la formación y las herramientas necesarias para llevar a cabo una enseñanza y un aprendizaje en línea efectivos.

Exámenes públicos anulados

El Ministerio de Educación también ha anunciado que este año se anulan varios exámenes en diferentes niveles debido al brote de la COVID-19.

A raíz de decretarse la MCO, los estudiantes se han mostrado preocupados por el hecho de que su horario académico se verá afectado por la crisis de la COVID-19 y por la falta de una educación adecuada en el hogar.

Salud mental de los estudiantes

El STU ha alertado de que se han alterado las rutinas habituales de los estudiantes y estos se han visto obligados a evitar todo contacto social, lo cual puede producir consecuencias psicológicas negativas. Además, ha informado de que una organización que ayuda a resolver problemas de salud mental, Befrienders Kuala Lumpur, había constatado un aumento del 13 por ciento en las llamadas, el 9 por ciento de las cuales en relación con la MCO.

Personal del STU a domicilio

Desde la implementación de la MCO, el STU también ha tenido que cambiar sus prácticas de trabajo:

  • El personal trabaja desde casa mientras las oficinas del STU permanecen cerradas durante el período de la MCO; todos los miembros han sido informados.
  • Mientras trabaja desde casa, el personal del STU comparte a menudo noticias e información pertinente relacionada con temas educativos en Malasia con el fin de garantizar que los miembros estén informados sobre los acontecimientos actuales.

Fondo COVID-19

El STU y otros sindicatos que participaron en el Congreso de Sindicatos de Empleados del Sector Público y de la Administración del Estado (CUEPACS, por sus siglas en inglés) han aportado 10 000 MYR (ringgits malasios, alrededor de 2 100 €) al Fondo COVID-19 en Sarawak.

Según el presidente del CUEPACS, Ahmad Malie, esta contribución se realizó para respaldar al gobierno de Sarawak en la toma e implementación de medidas preventivas durante la pandemia del virus.

El fondo fue entregado al representante de Sarawak, Datuk Ik Pahon, el 21 de abril.

Desigualdad de género

El sindicato de la educación también ha manifestado serias preocupaciones con respecto a la desigualdad de género, puesto que muchas maestras están haciendo malabares para compaginar la enseñanza a distancia y el cuidado de los hijos. Esta situación puede resultar especialmente estresante para quienes no estén familiarizadas con el concepto de teletrabajo. Así pues, muchas madres que trabajan desde casa han expresado sus quejas en las redes sociales acerca de sus vidas bajo la pandemia de la COVID-19, la aplicación de la MCO y la dificultad de compaginar las exigencias de los empleadores y de las familias.