• Página principal
  • News
  • Portugal: Sindicato de docentes desea iniciar el diálogo social sobre los efectos de la pandemia en el profesorado y el alumnado

Portugal: Sindicato de docentes desea iniciar el diálogo social sobre los efectos de la pandemia en el profesorado y el alumnado

El sindicato portugués de la educación, la Federaçao Nacional dos Professores, expresa su preocupación por las dificultades profesionales, las desigualdades, la falta de diálogo social y la evaluación del profesorado.

Según Manuela Mendonça, miembro de la Secretaría Nacional de la Federaçao Nacional dos Professores (FENPROF) y del Consejo Ejecutivo de la International de la Educación, la carga de trabajo del profesorado en Portugal se ha disparado debido a las exigencias generadas por la pandemia de la COVID-19.
 
El equipo docente debe estar disponible prácticamente las 24 horas del día para preparar las clases y el material y adaptarse también a un modelo pedagógico sin precedentes en un contexto nuevo y desconocido. Mendonça hace hincapié en que, al mismo tiempo, los docentes y las docentes hacen todo lo posible por mantener el contacto con el alumnado y sus familias y con la escuela. Este hecho, añade, ha generado ansiedad, estrés e incluso desesperación entre el profesorado y ha hecho que resulte sumamente difícil separar el trabajo de la vida privada.
 
Evaluación parental del equipo docente durante la pandemia
 
La FENPROF también está preocupada por la evaluación parental del rendimiento del equipo docente durante la pandemia. Las administraciones de las escuelas distribuyeron cuestionarios a los padres y las madres y al alumnado para evaluar la enseñanza y el aprendizaje a distancia ofrecido por las escuelas. El objetivo inicial de estos cuestionarios era utilizarlos como un instrumento de evaluación interna con el objetivo principal de reforzar la capacidad de las escuelas para responder a las necesidades educativas y de formación en el contexto de la educación a distancia durante la pandemia.
 
“Sin embargo, en muchos casos, los cuestionarios contenían preguntas que excedían con creces el objetivo de supervisar el proceso y se convirtieron en realidad en mecanismos para evaluar el rendimiento del equipo docente, lo cual es completamente ilegítimo e ilegal”, dijo Mendonça. “Estamos en contra de este tipo de preguntas y hemos pedido al Ministerio de Educación que ordene a las escuelas retirar dichos cuestionarios”.
 
Aumento de las desigualdades
 
El sindicato también expresa su inquietud por el aumento, en algunos casos drástico, de las desigualdades entre el alumnado debido a la falta de recursos financieros y materiales y de apoyo parental.
 
Mendonça añade que los problemas sociales —por ejemplo, casi dos millones de personas trabajadoras han perdido su empleo o siguen desempleadas— afectan considerablemente a las familias. Además, el alumnado con necesidades educativas especiales ha sufrido una mayor discriminación y sus dificultades han aumentado sin el apoyo adecuado de las escuelas.
 
Ausencia de diálogo social
 
Mendonça explica que la FENPROF también lamenta profundamente la ausencia de diálogo social entre el Ministerio de Educación y el profesorado y sus sindicatos. “Todas las orientaciones, medidas y procedimientos que se han aplicado en las escuelas fueron impuestos por el ministerio sin ningún tipo de negociación o discusión previa, lo que muestra una profunda falta de respeto hacia el profesorado y sus representantes. Solo mantuvimos dos reuniones con el Ministerio de Educación durante este periodo, durante las cuales se limitaron a informarnos de las decisiones que el ministerio ya había tomado”.
 
Se debe escuchar la voz de los educadores y las educadoras
 
La FENPROF exige que se escuche su voz y que se le permita presentar las opiniones del profesorado sobre las escuelas y la educación durante la pandemia de la COVID-19 y la organización del próximo año escolar.
 
“Exigimos participar en el debate sobre las condiciones que las escuelas deben respetar para empezar el próximo año escolar de forma segura y sin los abusos que hemos observado este año”, insiste Mendonça. “Tenemos que examinar las condiciones y horarios de trabajo del equipo docente, en particular las situaciones de enseñanza fuera de las aulas, así como el tipo de apoyo que este puede y debe recibir, su desarrollo profesional y su contratación”.
 
El sindicato está organizando reuniones en línea con el profesorado para escuchar sus opiniones y transmitirlas al Ministerio de Educación. Mendonça afirma: “No nos rendiremos y haremos todo lo necesario para que el ministerio nos escuche y tenga en cuenta nuestros puntos de vista”.
 
Orientaciones sobre la reapertura de las escuelas
 
La Guía de la IE para la reapertura de escuelas e instituciones educativas está disponible aquí.
 
La publicación de la IE Forward to School [En marcha con la escuela] puede descargarse aquí [solo en inglés por el momento].