• Página principal
  • News
  • Jordania: Arrestan a sindicalistas de la educación y se suspende la actividad sindical en una ofensiva gubernamental

Jordania: Arrestan a sindicalistas de la educación y se suspende la actividad sindical en una ofensiva gubernamental

Las fuerzas de seguridad jordanas arrestaron a miembros destacados de la Jordanian Teachers’ Association, allanaron las oficinas del sindicato y decretaron su cierre por un periodo de dos años. La comunidad educativa mundial se muestra indignada por este ataque ilegal a nuestros compañeros y compañeras.

El ataque contra los miembros del sindicato tuvo lugar el sábado 25 de julio. La Fiscalía acusó a Nasser Nawasreh, presidente de la Jordanian Teachers’ Association (JTA), de incitación a raíz de un discurso pronunciado por el dirigente sindical el 22 de julio en el que criticaba al Gobierno. Contra el sindicato, que es miembro de la Internacional de la Educación, se han presentado otros cargos penales relacionados con denuncias de irregularidades financieras y administrativas.
 
Además, las autoridades desplegaron a la brigada antidisturbios a fin de suspender las manifestaciones pacíficas emprendidas por miembros de la JTA que denunciaban la represiva campaña sobre los derechos sindicales.
 
El Gobierno de Jordania ha utilizado las leyes de emergencia promulgadas el pasado mes de marzo, al comienzo del confinamiento por el coronavirus, con el fin de restringir los derechos civiles y políticos. Durante las últimas semanas numerosos activistas han sido arrestados por expresar en las redes sociales opiniones que las autoridades han considerado inapropiadas.
 
La Internacional de la Educación hace un llamamiento al Gobierno jordano para liberar sin condiciones a los miembros de la JTA y garantizar los derechos de la comunidad docente y los trabajadores y las trabajadoras de la educación. Asimismo, la Internacional de la Educación condena la violación de los derechos fundamentales y las libertades democráticas del profesorado y de los trabajadores y las trabajadoras, tal como se estipula en las normas internacionales del trabajo y en la Constitución jordana.
 
David Edwards, secretario general de la Internacional de la Educación, declaró: “Esto resulta totalmente inaceptable. El Gobierno jordano está utilizando una pandemia global como pretexto para silenciar voces críticas y socavar derechos fundamentales. No lo consentiremos. Nuestros hermanos y hermanas en Jordania cuentan con todo nuestro apoyo”.
 
En respuesta al ataque contra los sindicalistas de la educación, la Internacional de la Educación ha lanzado un llamamiento mundial en el que insta a sus 384 organizaciones miembros en 178 países a contactar con sus Gobiernos, así como con las embajadas jordanas en todo el mundo, y exigir:
  • La liberación inmediata y sin condiciones de los miembros de la Jordanian Teachers’ Association.
  • El restablecimiento inmediato de la actividad sindical con arreglo a la Constitución jordana y las normas internacionales del trabajo.
  • Una sólida garantía de los derechos fundamentales y las libertades democráticas de la comunidad docente y de todos los trabajadores y las trabajadoras, incluidas sus libertades de opinión, expresión, reunión y asociación.
  • La reforma de las leyes nacionales de Jordania a fin de armonizarlas con las normas internacionales, así como el compromiso por parte del Gobierno jordano de proteger los derechos de toda la ciudadanía.