Bielorrusia: Condena de la violencia contra manifestantes pacíficos

La oficina europea de la Internacional de la Educación, el Comité Sindical Europeo de la Educación (CSEE), denuncia enérgicamente la violencia ejercida por las autoridades bielorrusas contra manifestantes pacíficos en todo el país.

El anuncio hecho por la Comisión Electoral Central de Bielorrusia de la reelección del presidente Alexandr Lukashenko con el 80 % de los votos ha provocado una serie protestas en Bielorrusia desde el 9 de agosto.
 
Muchos Gobiernos —además de la reunión de la cumbre de la UE celebrada el 19 de agosto— denuncian que las elecciones nacionales no han sido ni libres ni justas.
 
Supresión de información
 
El CSEE ha denunciado firmemente la violencia ejercida por las autoridades bielorrusas contra manifestantes pacíficos. “Condenamos la supresión de Internet y la represión contra los medios de comunicación, la detención e intimidación de periodistas para frenar el flujo de información sobre la situación en el país, así como la obstaculización del debate público y de cualquier tipo de respuesta colectiva al fraude electoral”, dijo el CSEE. “Lamentamos los ataques contra los trabajadores y las trabajadoras y defendemos su derecho humano de paro laboral como medio de protesta”.
 
El CSEE ha instado a las autoridades bielorrusas a acabar con la violencia, a poner en libertad a todos los manifestantes y las manifestantes detenidos y encarcelados y a procesar a todos los funcionarios y las funcionarias que hayan cometido actos de represión contra manifestantes pacíficos. Asimismo, el comité ha pedido que se celebre un nuevo proceso electoral, bajo la supervisión de la comisión electoral, en el que confíen todas las partes, incluidos los observadores y las observadoras internacionales.
 
Solidaridad con el sector de la educación
 
“En estos momentos turbulentos y al comienzo del nuevo año académico y escolar, el CSEE expresa su firme solidaridad con el profesorado, las direcciones de los centros escolares y con el resto del personal educativo, así como con el alumnado, para encontrar una solución pacífica”, dijo Susan Flocken, directora europea del CSEE. “Deseamos fuerza y valor a los trabajadores y las trabajadoras y a la población de Bielorrusia en sus demandas en favor del cambio y de una sociedad democrática”.
 
Libertad de reunión
 
La Internacional de la Educación insta a las autoridades de Bielorrusia a que se abstengan de suprimir el derecho a la libertad de reunión y de amenazar al personal de la educación pública que desee participar en protestas para denunciar la violación de derechos y libertades fundamentales. La Internacional de la Educación continuará supervisando de cerca los acontecimientos en Bielorrusia.