• Página principal
  • News
  • Filipinas: Los universitarios emprenden acciones judiciales para poner fin a las amenazas y al acoso

Filipinas: Los universitarios emprenden acciones judiciales para poner fin a las amenazas y al acoso

Los universitarios filipinos, apoyados por la Alliance of Concerned Teachers (ACT) y una gran coalición de organizaciones del sector de la educación, se han manifestado contra los ataques del régimen de Duterte a la libertad académica y la democracia.

El 1 de septiembre, una amplia coalición de actores de la educación en Filipinas presentó una demanda contra la Ley Antiterrorista de 2020 (ATA, por sus siglas en inglés) ante el Tribunal Supremo nacional. Se trata de una medida para protestar contra el “etiquetado rojo” de educadores y educadoras por parte del Gobierno y fue llevada a cabo por sindicalistas de la educación, profesores y profesoras, las direcciones de universidades e institutos, así como por docentes de escuelas privadas.
 
Los universitarios han solicitado al Tribunal Supremo que emita una orden de restricción temporal o un requerimiento judicial preliminar para declarar inconstitucional la ATA.
 
Terrorismo de Estado
 
“Hoy es el primer día del último mes de plazo para que el Ministerio de Justicia publique las normas de aplicación y la normativa de esta ley altamente impugnada, que refuerza e intensifica el terrorismo de Estado en Filipinas”, declaró Raymond Basilio, secretario general de la ACT y miembro del Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación.
 
Basilio explicó también que la ATA, con sus disposiciones imprecisas y sus sanciones severas, plantea graves amenazas a la libertad académica y al derecho de los universitarios a expresar e intercambiar libremente ideas, opiniones y análisis sobre la situación social, económica y política de Filipinas.
 
Derechos vulnerados
 
“Además, vulnera las libertades y los derechos humanos y laborales básicos, como ya lo experimentamos en 2019 con la elaboración de listas de los miembros de la ACT en todo el país y la campaña de acoso y difamación, que se cree que está encabezada por las fuerzas del Estado”, puntualizó Basilio.
 
Por otro lado, el dirigente sindical puso de manifiesto que la coordinadora de la ACT en la ciudad de Bacolod, Zara Alvarez, sufrió años de acoso, de ser etiquetada como terrorista, de amenazas y de encarcelamiento ilegal antes de ser brutalmente asesinada recientemente.
 
Apoyo a los compañeros y compañeras
 
La Internacional de la Educación apoya a sus compañeros y compañeras en Filipinas y continuará supervisando estrechamente la situación de los educadores y educadoras y del sindicalismo de la educación en el país.