• Página principal
  • News
  • Alemania: las partes interesadas en el sector de la educación exigen una rápida implementación de medidas de seguridad adicionales en los centros escolares

Alemania: las partes interesadas en el sector de la educación exigen una rápida implementación de medidas de seguridad adicionales en los centros escolares

“Muchas preguntas quedaron sin ser respondidas” en lo que respecta a garantizar entornos de enseñanza y aprendizaje seguros y saludables en Alemania, según manifestaron los dos mayores sindicatos de la educación de Alemania, el Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft (GEW) y el Verband Bildung und Erziehung (VBE), y el Consejo Federal de Padres (BER, por sus siglas en alemán), en un comunicado emitido el 2 de octubre.

Las organizaciones acogieron con satisfacción el hecho de que la Conferencia Permanente de los Ministros de Educación y Asuntos Culturales (KMK, por sus siglas en alemán) recibiera asesoramiento por parte de científicos acerca de la ventilación de las aulas.
 
Dudas en torno a la ventilación
 
No obstante, pusieron de manifiesto que durante una reunión de expertos celebrada el 30 de septiembre, a la que asistieron los presidentes de las tres organizaciones, “se produjo una disputa científica sobre la efectividad de la ventilación y sobre si la instalación de dispositivos de purificación del aire que se utilizarían en aquellas aulas en las que las ventanas no se puedan abrir lo suficiente cambiaría la carga de virus en el aire”.
 
Los presidentes de las afiliadas a la Internacional de la Educación, Marlis Tepe del GEW y Udo Beckmann del VBE (sección federal), y el presidente del BER, Stephan Wassmuth, insistieron en que “las escuelas necesitan orientación y apoyo de manera urgente, puesto que empieza la temporada de frío. Así pues, la regulación de la ventilación representa un gran desafío educativo en climas lluviosos y de bajas temperaturas. Esta cuestión no fue debidamente tenida en cuenta”.
 
Si bien reconocieron el esfuerzo adicional que esto supone para las autoridades, los presidentes pusieron de relieve que los centros escolares deben tener derecho a solicitar una evaluación de riesgos.
 
Un calendario para la implementación
 
El GEW, el VBE y el BER sostuvieron que el KMK debe presentar sin demora un calendario preciso para la implementación de medidas destinadas a afrontar la COVID-19. “Los costes de las modificaciones o del material necesario no deben constituir un criterio decisivo”, insistieron. "El único aspecto que debe tenerse en cuenta es si disponemos o no de la mejor protección posible contra el contagio para el profesorado, los alumnos y sus padres".
 
Los presidentes volvieron a condenar enérgicamente el hecho de que las condiciones de salud y seguridad existentes en muchas escuelas siguen siendo inadecuadas y que demasiadas escuelas presentan importantes deficiencias estructurales.