• Página principal
  • News
  • Taiwán: La presión de un sindicato de la educción obliga a un proveedor educativo privado a disculparse por acoso laboral

Taiwán: La presión de un sindicato de la educción obliga a un proveedor educativo privado a disculparse por acoso laboral

La National Teachers’ Association (NTA) de Taiwán denunció públicamente al Kang Hsuan Educational Publishing Group (KH Group) por sus prácticas ilegales respecto a la salud pública, así como en relación con una serie de cuestiones laborales. KH Group es uno de los mayores proveedores educativos privados de Taiwán.

Acoso laboral contra una supuesta denunciante 
 
Las acciones del sindicato NTA se iniciaron en vista de las reiteradas violaciones de las medidas de cuarentena en relación con la COVID-19 por parte del presidente del KH Group. La NTA afirma asimismo que el presidente, Lee Wan-Chi, pidió a la administración de la compañía que identificase a la persona que había sacado a la luz dichas violaciones. La persona denunció las acciones de Lee a la prensa, los concejales municipales y las autoridades sanitarias, e indicó que las acciones del presidente dañaban la imagen y las relaciones laborales de la empresa.
 
La NTA reclamó la aplicación de enmiendas legislativas para garantizar los derechos de las personas denunciantes y poner término al acoso laboral.
 
La persona empleada por KH Group reveló que Lee había participado en varias reuniones sin respetar la cuarentena de 14 días impuesta a todo aquel que volviese de China, poniendo así en peligro la salud de sus propios empleados y de la comunidad. En su denuncia, afirmó asimismo que Lee dejó deliberadamente su teléfono móvil en su domicilio para evitar el rastreo por parte de las autoridades sanitarias.
 
Después de que se comunicase la infracción y que las autoridades impusiesen una multa a Lee, el director de la compañía ordenó una investigación interna para encontrar a la persona denunciante. Dicha investigación derivó en quejas por acoso laboral. Una empleada, que llevaba trabajando para KH desde hacía 18 años, tuvo que abandonar la compañía luego de ser convocada por la dirección en varias ocasiones para ser interrogada y haber sido señalada públicamente como la denunciante. 
 
Campaña de boicot de la NTA 
 
La NTA denunció de inmediato las prácticas de KH Group contra una trabajadora de la educación por el hecho de haber ejercido legítimamente su derecho civil de revelar un comportamiento ilegal del presidente de la compañía que suponía una amenaza a la salud pública. 
 
El sindicato insistió en que Lee, en tanto que principal directivo de una compañía educativa y supuesto defensor de la responsabilidad social corporativa, había vulnerado la Ley de Control de Enfermedades Transmisibles, y argumentó que el intento por parte de Lee de identificar y castigar a la denunciante se considera una acción totalmente inaceptable por parte de docentes, padres de alumnos y por la sociedad en general.
 
La NTA instó reiteradamente al KH Group a publicar una disculpa formal e indicó estar dispuesta a convocar una campaña nacional para boicotear todos los libros de texto, escuelas privadas y publicaciones del KH Group. 
 
La declaración del sindicato de la educación obtuvo amplia cobertura en los medios de comunicación y despertó tanto la indignación como el apoyo por parte de distintos colectivos del sector educativo. Cada vez más grupos se sumaron a la campaña, en la que participaron federaciones sindicales, asociaciones de padres de familia y grupos de la comunidad, así como diputados de diversos partidos.
 
Inspecciones laborales
 
A causa de las presiones ejercidas por la campaña de la NTA y la opinión pública, la autoridad laboral se vio obligada a intervenir, efectuando inspecciones para verificar las condiciones de trabajo, las dimisiones y las indemnizaciones por despido de la empresa —derechos básicos protegidos por la Ley de Normas Laborales. Tras un proceso de mediación convocado por la autoridad, KH Group llegó a un acuerdo con la empleada implicada y, unos días más tarde, el presidente hizo pública una carta formal de disculpa.
 
Vigilancia continua de la NTA
 
La NTA insiste en que el KH Group debería implementar medidas concretas para demostrar su determinación a prevenir cualquier futura conducta impropia en las instituciones educativas que gestiona en Taiwán y China. 
 
En segundo lugar, lanzó un llamamiento al personal docente para que reconsidere el recurrir a KH Group como proveedor de su material lectivo, además de apelar a la opinión pública a colaborar con el sindicato para vigilar las prácticas laborales de la compañía. 
 
En tercer lugar, tomando como base las lecciones aprendidas respecto a la protección legal insuficiente acordada a las personas denunciantes y víctimas de acoso laboral en el lugar de trabajo, la NTA indicó que el Parlamento debería enmendar la legislación en la materia en las próximas sesiones legislativas con objeto de reforzar dicha protección para que resulte más eficaz.