• Página principal
  • News
  • Alemania: los sindicatos de la educación critican los retrocesos y el enfoque fragmentario de la KMK

Alemania: los sindicatos de la educación critican los retrocesos y el enfoque fragmentario de la KMK

La educación está dando un paso atrás en Alemania. Así han reaccionado las organizaciones afiliadas a la Internacional de la Educación, Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft (GEW) y Verband Bildung und Erziehung (VBE), a las resoluciones adoptadas por la Conferencia Permanente de los Ministros de Educación y Asuntos Culturales (KMK, por sus siglas en alemán).

GEW: día negro para la educación
 
El GEW ha calificado las resoluciones de la KMK como “un día negro para la educación”. Según Marlis Tepe, presidenta del GEW y miembro del Consejo Ejecutivo de la Internacional de la Educación, la KMK está dando un gran paso atrás “con el acuerdo de los Länder (estados federados)”. 
 
Refiriéndose al uso que hizo la presidenta de la KMK, Stefanie Hubig, del término “histórico” para describir el documento, Tepe señaló que el documento solo era “histórico” en cuanto a que se asemeja a la política educativa de los años 1950. “Los exámenes están centralizados y estandarizados, la calidad debería garantizarse mediante más pruebas y estándares educativos, y ahora la pedagogía obsoleta puede gestionarse de forma digital”, dijo Tepe. “La KMK está dejando de lado claramente la inclusión, el aprendizaje en común de todos los niños, niñas y jóvenes”.
 
Omisiones flagrantes en el documento de la KMK
 
Tepe también señaló que la KMK ha “enterrado” la aplicación de la Convención Internacional de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, ratificada por el Gobierno federal en 2009. Asimismo, subrayó que apenas se menciona la tremenda escasez de docentes, sobre todo en las escuelas de enseñanza primaria, un hecho que empeora considerablemente las oportunidades educativas de los niños y las niñas. “Necesitamos una estrategia común de todos los estados federados para atraer a más jóvenes a la profesión docente y proporcionarles una formación adecuada”, expresó.
 
Tepe también criticó el hecho de que, al parecer, el programa de la KMK ya no prevé ninguna medida para lograr la igualdad de condiciones de vida en Alemania y para ofrecer al alumnado una mejor calidad del aprendizaje con docentes bien formados y equipos digitales modernos en edificios renovados. 
 
El documento no aborda el tema de la brecha social y la reforma de la formación docente
 
“No se está teniendo en cuenta el talón de Aquiles del sistema educativo alemán: la fuerte dependencia del éxito educativo del origen social de los niños y su situación de riesgo. Hay que hacer mucho más en este sentido. Hay que evitar que la brecha social en Alemania siga creciendo”, añadió Tepe.
 
Además, según Tepe, el documento no aborda las exigencias que la inmigración impone al sistema educativo. Y, “en lugar de fortalecer la profesión y ofrecer la enseñanza de competencias que resultan importantes en la actualidad, el profesorado se vería degradado a ocupar la función de “simples implementadores por defecto”, explicó. “No se menciona la reforma tan necesaria de la formación docente ni su ampliación”.
 
Nueva comisión
 
Otra crítica de Tepe a las perspectivas del Consejo Nacional de Educación es que los Länder parecen haber aceptado el enfoque de la ministra federal de Educación, Anja Karliczek. “Obviamente, para la KMK era muy importante que no se formara ningún ‘consejo’ que ofreciera asesoramiento. Por eso ha formado una ‘comisión’ que puede dirigir. Esto se llama oposición al asesoramiento”, señaló. 
 
Tepe concluyó haciendo hincapié en que, para que la KMK no “pierda la última pizca de credibilidad, esperamos que los y las representantes sindicales del personal docente y los y las representantes democráticamente elegidos de los padres y madres y del alumnado desempeñen un papel importante en esta comisión como expertos y expertas de la educación”.
 
VBE: decepción por la respuesta de la KMK a los problemas de la sanidad pública
 
El presidente nacional del sindicato VBE, Udo Beckmann, dijo que “quienes esperaban más uniformidad y compromiso en los procedimientos de la reunión de la KMK, habida cuenta de los actuales acontecimientos sanitarios, se han visto decepcionados”.
 
No obstante, dijo que las consultas han puesto de relieve las diferentes reacciones de los diversos länder al creciente número de infecciones por COVID-19. La anterior amalgama de medidas sigue vigente. 
 
Ventilación
 
Aunque reconoció que el manual de la KMK sobre ventilación es útil para que el profesorado pueda ventilar las aulas de la mejor manera, Beckmann dijo que será difícil convencer al alumnado de mantener las ventanas abiertas cuando haya tormentas, haga frío y haya humedad. 
 
Beckmann añadió que el debate sobre la correcta ventilación de las aulas pasa por alto el hecho de que, según las personas expertas en la materia, la ventilación solo reduce el riesgo de transmisión indirecta. 
 
“Especialmente, en vista del creciente número de infecciones, la protección de la salud del alumnado y el profesorado debe ser la máxima prioridad”, subrayó.
 
El VBE también se congratuló expresamente de que la KMK no haya dado curso a la propuesta de algunos políticos de prolongar las vacaciones de invierno.