• Página principal
  • News
  • Alemania: las autoridades públicas deben ajustar las medidas sanitarias adoptadas en las instituciones educativas a las tasas de contagio

Alemania: las autoridades públicas deben ajustar las medidas sanitarias adoptadas en las instituciones educativas a las tasas de contagio

Las dos organizaciones docentes más importantes y afiliadas de la Internacional de la Educación, el Gewerkschaft Erziehung und Wissenschaft (GEW) y el Verband Bildung und Erziehung (VBE), así como el Consejo Federal de Padres (BER, por sus siglas en alemán) siguen manteniendo una actitud crítica con respecto a los planes de las autoridades educativas para la COVID-19.

Las tres organizaciones han criticado el concepto marco para las medidas actualizadas de protección e higiene contra el contagio en la crisis de COVID-19 que fue publicado por la Conferencia Permanente de los Ministros de Educación y Asuntos Culturales (KMK, por sus siglas en alemán). Según afirmaron, dicho concepto carece de una clasificación concreta que se adecúe a los escenarios de contagio por COVID-19. Dado que el número de contagiocontinúa aumentando en Alemania, consideran que esta clasificación es cada vez más urgente. 

Retraso en la armonización de la clasificación 

El 12 de octubre, el Instituto Robert Koch (RKI, por sus siglas en inglés), el instituto de salud pública de Alemania, publicó recomendaciones actualizadas para las escuelas en torno a procedimientos adaptados al riesgo, con la adecuación específica de las medidas a la tasa de contagio por COVID-19. La KMK puntualizó que esto solo se abordará al final de la semana del 19 al 25 de octubre. En el concepto marco planteado por la KMK se propone un enfoque gradual, pero no existe una clasificación que se adecúe al proceso de infección. No obstante, ha quedado claro que muchos länder (regiones) no están adaptando sus requisitos actuales a la tasa de contagio. 

Respuesta 

El 20 de octubre, la presidenta del GEW y vicepresidenta para Europa de la Internacional de la Educación, Marlis Tepe, el presidente nacional del VBE, Udo Beckmann, y el presidente del BER, Stephan Wassmuth, reaccionaron a la última publicación de la KMK. 

“El concepto marco de la KMK tiene como finalidad ayudar a los länder a evaluar la manera de reaccionar ante el proceso evolutivo del contagio”, declararon los tres dirigentes. “No obstante, en su formato actual esta promesa no se cumple. Sin la adecuación de los diferentes escenarios a las tasas de contagio, como hemos estado solicitando durante meses, el marco no tiene sentido. Todos los Ministerios de Educación creen que la situación de contagio se encuentra en el nivel 1, aunque el proceso de infección ha demostrado durante mucho tiempo escenarios significativamente diferentes. […] En concreto, unas directrices concretas permitirían reducir el comportamiento negligente, mientras que aquellas regiones que apenas cuentan con casos de contagio no se verían afectadas por unas medidas más estrictas. 

“Esperamos que los consejos ofrecidos por los científicos se tomen en serio a fin de garantizar la mejor protección posible para todos los implicados en las escuelas. La KMK debe explicar por qué aún no ha seguido las recomendaciones del RKI”. 

Antecedentes 

Durante la fase de reapertura de los centros escolares, las tres organizaciones solicitaron conjuntamente que la KMK publicara planes transparentes para diferentes escenarios, lo cual aclararía a todas las personas lo que se debe hacer en cada escenario, y nombrara a la persona de contacto para cada escenario. 

Tras la publicación del concepto marco el 14 de julio, en una carta enviada al presidente de la KMK, las tres organizaciones criticaron la ausencia de un enfoque gradual basado en el proceso de contagio. 

Como respuesta, la KMK publicó un concepto marco modificado el 4 de septiembre. No obstanteel GEW, el VB y el BER hicieron hincapié en que los niveles aún no se adecuaban a un evento de contagio específico (medible, por ejemplo, a mediante las cifras de contagio por COVID-19).